La ley de Extremoduro

Este blog esta dedicado a uno de los grupos de rock mas grandes que a dado nuestro país , una banda que a lo largo de su historia nos a dejado infinidad de buenos momentos marcados en papel y en nuestros corazones. Casi apunto de celebrar sus 30 años en los escenarios (el grupo empezó su trayectoria en 1987) me apetece recordar sus vivencias, entrevistas, giras, fotos y todo lo que a dado de si el grupo en todos estos años,  todas las cosas que e ido recopilado con mucho cariño y admiración hacia la banda de mi vida, esa que cada día  ilumina mi camino , esa que tiene un nombre que a muchos asusta, esa que tiene al poeta mas grande que a dado el rock ROBERTO INIESTA, esa que llena plazas de toros y pabellones 2 días seguidos, esa a la que siempre esperamos con ansia su regreso, esa que nos dice “Y tú que te preocupas por culpa del futuro, cuando te de lo mismo serás EXTREMODURO”.

Extremoduro.”No puede no importarte que un tío esté tirando cosas al escenario, tienes que actuar de alguna manera, o le das dos hostias tú mismo o avisas a alguien de seguridad”. Entrevista revista La Heavy. Mayo 2014.

Le abrimos las puertas de nuestra redacción desde el principio. Nadie, tampoco nosotros, podía imaginarse entonces que aquel transgresivo y marginal visionario de mala vida acabaría convirtiéndose en el músico más importante e influyente del país en lo que a rock duro se refiere. Con motivo del inicio de “Para todos los públicos -Gira 2014”. ROBE INIESTA vuelve a tirarse el rollo con JUAN DESTROYER y le concede la única entrevista personal que ha dado en este nuevo capítulo de su carrera.

¿Cómo llevais los preparativos de la gira?

-“Andamos ensayando a lo bestia pero hoy justamente estamos tranquilitos. Hemos entrado en la recta final de los ensayos, más o menos está ya todo preparado”.

Veo que no os va a pillar el toro como otras veces…

-“Cada año parece que lo vamos haciendo un poquito mejor. También esta vez no ha pasado tanto tiempo, no es lo mismo estar un año sin tocar que cuatro, que en ese caso hay muchísimas más cosas que preparar, empezando por los aparatos, incluso antes que coger una rutina de ensayo. Como tocamos en el doce, esta vez ha costado menos trabajo, y también empezamos bastante pronto a preparar las cosas, porque en esto de que nos pille el toro somos especialistas” .

Normalmente los conciertos en el tour son de dos en dos, pero tras el inicio en Zaragoza transcurre una semana hasta el siguiente. Me recuerda al comienzo de las clases, que solía ser en viernes para tener el fin de semana para mentalizarnos, ¿o más bien se debe a que queréis tener margen de maniobra por si hay que ajustar algo?

-“Hombre, empezar con un solo concierto ha sido intencionado, hay que montar el equipo por primera vez y puede que algo no salga bien. El segundo día tiene que estar todo un poquito mas engrasado para, nada más terminar, desmontar, que toda la gente salga para el sitio siguiente, llegue, y empiece a montar otra vez. Mejor ir con un poco de prudencia, sobre todo teniendo tiempo para hacer la gira, que va a ser larga, de 40 conciertos, y podíamos plantearla como nosotros quisiéramos”.

El salto de una vida tranquila al ajetreo de la gira debe ser bastante abrupto, ¿necesitas mentalizarte?

-“Sí que necesitas mentalizarte un poco, pero bueno, tampoco es que yo haga vida muy tranquila, porque como dice el refrán, “Cuando el diablo no sabe qué hacer, con el rabo mata moscas”. Ando siempre liado haciendo cosas, pero sí, el rollo de salir a la carretera, la gente, las entrevistas … todo eso sí que te supone cambiar un poco de modo en tu cabeza. No es lo mismo que estar tramando maldades o haciendo cositas nuevas, sea solo en tu habitación, con el grupo o tocando con otra gente. Salir a la carretera supone preparar cosas con mucha gente alrededor, todo se vuelve muy importante, no te puedes poner malo … es un nivel de estrés distinto”.

En un comunicado oficial se nos pide apagar los teléfonos móviles en los conciertos porque interfieren con el sonido, ¿no es pedir mucho?

-(Ríe) “Nosotros somos así con las utopías, ya sabemos que es mucho pedir, pero si hay unos cuantos que lo apagan, pues mejor. Yo creo que esto de los teléfonos móviles es una cosa muy nueva y se necesita que la gente se mentalice.Cuando salieron era mucho peor que ahora, que en todos los espectáculos te avisan de que lo apagues y ya hay mucha gente a la que no hace falta que se lo recuerden. Hay que irse mentalizando poco a poco y aprender a usar los móviles, como en todo, tiene que haber una educación”.

Otra frase del comunicado es “No permitáis que nadie os joda el concierto, si veis que algún o alguna gilipollas tira cosas al escenario u os molesta, evitarlo o contad con el personal de seguridad”. Llegado el caso, ¿pagarían justos por pecadores o mantendrías la cabeza fría?

-“A qué te refieres, ¿a la posibilidad de cortar el concierto? Hombre, según … hay cosas que se pueden aguantar y otras que no, como que haya un gilipollas, los que están a su lado no hagan nada, y al final te metan un peñascazo. Eso no se puede consentir. Yo sé que hay mucha gente de buen rollito, pero puede haber uno de mal rollo que quiera joderle el concierto a los demás, porque es realmente lo que ocurre, que se lo jode al resto. Por eso la gente tiene que ayudar, no evadirse, no puede no importarte que un tío esté tirando cosas al escenario, tienes que actuar de alguna manera, o le das dos hostias tú mismo o avisas a alguien de seguridad. Yo creo que todo el mundo tiene que ser un poco partícipe de estas cosas. De todas formas no suele pasar, a nuestros conciertos va la gente de muy buen rollo y hay muy buenas vibraciones, pero siempre puede haber algún mendrugo, es inevitable”.

Justo en estos días ha saltado la noticia de que AC/DC podría separarse debido a la salud de Malcolm . Los años pasan para todos y dicen que el cuerpo tiene memoria, ¿tú te sientes fuerte?

-“Yo sí, estoy fuerte, si no, no me metería a hacer una gira, menos siendo como esta, larga y de tantos meses. Me siento estupendamente. Claro que el cuerpo … ese hombre ya tendrá sus años también, no? Las cosas duran un tiempo, pero cuando la gente evoluciona, puedes alargarlas más. A cada edad has de hacer un tipo de cosas, no puedes seguir siempre pegando brincos y haciendo un tipo de música. Si eres capaz de evolucionar y te gusta lo que vas haciendo, puedes tener muchos años por delante aunque sea tocando otro tipo de música y sentado en una sillita. Cuando eres tan fiel a algo como los AC/DC, tiene que llegar un momento en que digas “Ya no podemos seguir haciendo esto”. Es normal, demasiado ha durado, han tenido un grupo con una vida larga, larga, y ha estado de puta madre”.

Quitando que se confirme o no Canarias, ¿la gira está cerrada o si llega algo irrechazable lo cogéis?

-“A nosotros nos gusta hacer las cosas bien, puede que haya algún concierto más, pero será difícil porque no queremos que se nos trastoque nada. Por ejemplo, no vamos a tocar tres días seguidos, porque los sobreesfuerzos se pagan. El tercero no va a ser igual, vas a estar tocadillo a no ser que te hayas estado conteniendo en los otros dos. Me parece que es mucho más legal hacer los conciertos en su momento, con calma y con sus días de descanso, sin querer abarcar demasiado”.

¿Se puede adelantar algo sobre vuestros planes para Latinoamérica a finales de año?

-“Todavía no, hay cosillas por ahí, pero nada confirmado en ningún país todavía. Nuestra idea es ir tres o cuatro semanillas, tampoco mucho tiempo pero un poquito más que la otra vez. Quizá vayamos a algún sitio nuevo además de intentar volver a pasar por aquellos en los que ya estuvimos. Hemos tardado mucho en ir pero la idea es no dejar de hacerlo de aquí en adelante”.

¿Por qué Alen (Ayerdi, batería de Marea) Como hombre de confianza para montar la gira?

-“Porque encontrar manager es una cosa muy, muy difícil, no es una oficio que vayas a la cola del paro y digas “Que vengo a buscar un manager” (risas). Se tarda muchos años en dar con alguien que congenie contigo. Hemos tenido la suerte de encontrar a Alen y vamos para delante con él porque creemos que por fin hemos acertado. Es un tío parecido a nosotros, con una filosofía similar a la nuestra, es músico, nos entiende”.86971030_3042734599092369_8673495530090790912_n

En la rueda de prensa te noté muy relajado además de bromista, ¿estás en un buen momento emocional?

-(Risas) “Lo intento, aunque ahora ando un poco estresado con todo lo de la gira. Buen roIlito, se nota cuando llegas a un sitio y conoces a más gente, es normal que te sientas más relajado, ves que están con cariño, todo el mundo con muchas ganas, y dejas de ir a la defensiva. Estuve a gusto y hubo buen ambiente. La verdad es que hemos elegido con quién hacíamos la rueda de prensa, no era para todo el mundo, no hemos querido invitar a todos los medios, y eso también se nota. Tú que has estado en muchas ruedas de prensa nuestras sabes que a veces ha ido el típico que quiere sacar las noticias sensacionalistas, que va a preguntar algo que te jode, a ponerte de uñas. Gente que no es realmente de la música, que está a otro tipo de cosas. Erais medios musicales, del roIlito, y yo creo que eso también contribuyó al buen ambiente”.

¿Qué repertorio votaron los fans para la gira?

-“Primero de todo quiero señalar que han votado más de 20.000 personas. Los resultados no se los decimos a nadie. Sabes por qué, no? Porque si yo te digo ahora cuál ha sido la más votada, la próxima vez la gente no la vota porque cree que esa ya la van a votar los demás. Esto tiene que ser una cosa secreta para que cada uno elija la que de verdad quiere, porque hay mucha gente que vota buscando la artimaña: “Como esta por cojones la van a tocar, elijo otra”. Al final lo que hacen es confundir un poco. Estas votaciones que solemos hacer son de bastante ayuda, no es que nos vayamos a ceñir a ella al 1oo% pero nos sirve de orientación. Sobre todo hay dos razones para tocar un tema en directo: una, que nos guste a nosotros, otra, que sepas que a le gente le gusta mucho. Es un fallo tocar uno que no te agrada ya porque es antiguo o por cualquier historia, pensando que a la gente sí le gusta mucho, y luego al final qué va, ni tú te sientes muy allá tocándole, ni a ellos tampoco les va demasiado. Puede que hagamos temas que la gente no haya votado mucho, simplemente porque nos gustan, no se trata de tocar estrictamente los más votados, pero está bien saberlo. Realmente lo que tocaremos será sobre todo el último disco, que lo llevamos preparado entero, no tocaremos todas en cada concierto, pero haremos al menos siete canciones y un par de ellas las iremos cambiando. Se trata de la presentación de ‘Para todos los públicos’ y es lo suyo, hay que ver cómo funciona. También te digo que según vaya avanzando la gira y veamos la respuesta de la gente, quizás haya temas que los vayamos dejando para tocarlos cada dos días o así, porque siempre hay canciones que son más para oír en casa o en un bar que para verlas en directo. Pero en principio, la idea es tocar mucho del último, el penúltimo y lo antepenúltimo, lo nuevo. A nosotros desde luego es lo que más nos motiva, aunque intentaremos darle gusto a todo el mundo por difícil que sea. Como son muchos conciertos no haremos unos repertorios demasiado rígidos, no serán todos los días igual, iremos cambiando cositas, también por nosotros mismos. Hacer muchos conciertos con un repertorio cerrado es muy cómodo para algunas cosas pero también parece que te apalancas un poco”.

Yo como espectador desde luego que aprecio el que se preserve un poco el factor sorpresa.

-“Y arriba tocando también se agradece el cambiar temitas de vez en cuando. Lo que pasa es que ahora, con este rollo de Internet, hay mucha gente que se interesa demasiado por las cosas. No te dejan sorprender porque para conseguirlo habría que cambiar todos los días, y eso no se puede hacer porque con tanto cambio harías unos conciertos mucho mejores que otros. Gano en sorpresa pero pierdo en que lo mejor lo he hecho en este y ahora ya no lo puedo repetir. No sé, yo creo que hay quienes se preocupan demasiado por enterarse de lo que va a ver. La última vez fue un poco lucha por que la gente no fuera al concierto ya sabiéndose todo porque había visto la actuación entera en YouTube. Creo que es mejor dejarse sorprender, puedes preguntar cosas, pero coño, el afán de saber el repertorio y vértelo entero antes me parece exagerado, le quita la magia”.

Qué canción de las que nunca hacéis te gustaría que te pidieran en las encuestas? Todas son hijas tuyas, lo sé, pero precisamente por eso, reivindica tú una.

-“Bueno, ya te he dicho que hay canciones que vamos a tocar que no han votado mucho, pero tampoco sabría decir si es porque la gente prefiere oírlas en casa. Otras veces hemos permitido votar tres, esta vez solo una, con lo que cada cual ha pedido justo la que más le gusta. Ha habido canciones que nosotros sabemos que gustan y que han tenido menos votos porque no es la que no se querrían perder por nada en el mundo. De lo que más contento estoy es de que han salido todas las canciones, todas, todas. Han sido más de 20.000 votos, sí, pero yo me he quedado muy flipado, para mi ha sido un orgullo, una alegría. Que no hubiera salido alguna no habría significado nada más allá de que no es la preferida de nadie para el directo, pero han salido todas”.

El cartel de la gira lleva el anagrama Organics Extremadura a modo de patrocinio, ¿me resumes un poco la historia?

-“Esto viene de un rollo europeo para regiones un poco más deprimidas. Es un anagrama de alimentos ecológicos de Extremadura, no hay ninguna marca detrás, no hace falta que la gente se rasgue las vestiduras, seguimos manteniéndonos en el mismo plano con respecto a la publicidad, que no nos gusta. Como dije en la rueda de prensa, tampoco hay que ser intransigente, esto más que hacer publicidad de un producto en concreto, casi es un consejo de buenas prácticas. Cierto es que sacamos unas pelas de ahí, pero no me parece mal. Nunca queremos hacer estas cosas, pero hay que pensar también que estamos en tiempos de crisis, de no ser así, y sin tirarme ningún pegote, pensando en lo que valen los espectáculos y lo que vale la vida, la entrada de un concierto nuestro tendría que valer 35o 40 pavos. Con el IVA como está, para ponerla a 25 hay que hacer muchos sacrificios, y esto nos da un poquito de cuartelillo, pero te sigo diciendo que no es una publicidad de una multinacional ni de una marca concreta, no hemos cambiado de manera de pensar, no nos gusta. Aunque vivimos en la era de la publicidad nosotros intentamos mantener nuestros espacios limpios. Hay cosas llenas de publicidad que la gente toma por gratuitas y yo sigo pensando que no lo son, nunca es gratuito que te bombardeen con ella”.87158291_3042734539092375_5389392333877805056_n

Totalmente altruista fue el que recogieras el premio a la excelencia de Picota del Jerte ¿verdad?(otorgado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida “Cereza del jerte”).

-“Era un premio que me daban y es una manera también de apoyar a esa gente, no me pareció mal. Ya sabes que no me gustan todas estas historias de prensa, el andar por ahí luciéndome, pero bueno, no me pude negar”.

No sois dados a tocar en festivales y sin embargo estáis en el cartel del ShikilIo Festival de Arenas de San Pedro, aunque tiene trampa, ¿verdad?

-“Sí, porque tocamos un día nosotros solos (viernes 15 de agosto). Ya sabes por qué no nos gustan los festivales: es cuando más gente te ve y también cuando más fácil resulta que toques peor. Las condiciones no son las mismas porque no lo manejas todo tú y al final tienes que imponer muchas exigencias con las pruebas de sonido y los cambios. Hay un momento en la vida de un grupo en el que sí que te conviene ir a festivales, cuando aún te estás dando a conocer y quieres que te vea mucha gente o bien saltar a otro tipo de público, pero llega un punto en que ir a festivales no te supone más que desventajas y problemas”.

¿Qué le dirías al chaval que robó el disco?

-“Pues no sé qué le diría, tío, porque me parece de una estupidez tan grande lo que hizo … el más listo de la clase desde luego no era (risas). ¿Robas el disco del sitio donde curras y te pones a venderlo por Internet físicamente? ¿Choriceas una cosa y le anuncias al mundo entero que la tienes tú? ¿Quién va a querer comprarlo si sale en 15 días? Me parece un sinsentido, qué dinero iba a ganar? Me parece que pedía 10€ y no sé si era una  copia, no el disco terminado. Al final lo único que consiguió fue hacemos una putada porque tuvimos que adelantar la salida. Qué le vas a decir, son cosas inexplicables, ganas de tener el cuarto de hora de protagonismo, no lo entiendo”.

¿Qué sintió el autor de “Estado policial” cuando se enteró de lo de la rueda de prensa de la guardia civil?¿Mala hostia?¿Bochorno quizás?

-“Bueno, mira, yo con lo que flipo es con los titulares que hubo diciendo que nos habíamos aliado con la guardia civil. Eso en El País, que se supone que es un periódico serio, solo por sacar un titular. Es un poco vergonzoso. Nosotros no le denunciamos, no por nada, si no lo hicimos fue porque el master no era nuestro, sino de la compañía, y no nos lo quitaron a nosotros. Si nos lo hubieran quitado a nosotros del estudio, claro que hubiéramos denunciado. ¿qué tiene que ver que yo haya hecho “Estado policial”? ¿Yo no denuncio cuando necesito a la policía? A quién voy, ¿a Batman? (risas). Ya hemos hablado otras veces de esto, la policía es necesaria, que podríamos vivir en un mundo sin ella no nos lo creíamos ni cuando comíamos tripis,  (más risas). Ojalá, pero sigue siendo una utopía, y cada día más lejana”.

Empezó este nuevo ciclo siendo “para todos los públicos” pero después de tu ya célebre comunicado te pusiste poco menos que contra todos, ¿lo escribiste cabreado o más bien con una sonrisa en la boca?

-(Risas) “Ya viste en la rueda de prensa que no estaba cabreado en absoluto con nadie, buen rollito, fue un poco de broma. El rock transgresivo es así, no puede ir todo a favor, tiene que haber siempre algo en contra para que las cosas te muevan las tripas”.

No obstante, concluyendo esta historia, está bien que se siente el precedente de que se busque a quien la hace, ¿no? Parece que haya carta blanca …

-“Pero es que vivimos en el país de la carta blanca para todo, de las cajas B, todo el mundo choricea y parece que a la gente no le importe. La verdad es que el que le hayan perseguido y cogido me da un poco igual, lo que me afecta es seguir viviendo en el aquí todo vale, el que no haya valores de ningún tipo, encontrártela un día por un lado y al siguiente por otro”.

Cantas en “Mi voluntad”: “Quiero ser como una mula, terco en mi más pura voluntad” y me da la sensación que esa es de las que llevas a rajatabla, ¿verdad?

-“Lo intento, pero ya lo dije en la rueda de prensa que tampoco quiero ser intransigente del todo. Hago las cosas a mi manera, pero siempre con alguna concesión”.

¿Sabes lo que es el crowdfunding? Lo inventaste tú hace unos 25 años, cuando le vendías a la gente por adelantado un disco que aún ni habías grabado.

-“Fíjate, ahora le han puesto un nombre en inglés y parece algo nuevo. A mí lo que más me asombra de todo esto es que la gente se lo toma como si de verdad fuera algo nuevo. Joder, es lo más sencillo del mundo, no sé si antes que yo lo haría alguien, pero es una cosa muy normal, no sé por qué parece que la gente se haya inventado algo. Los grupos salen poquito a poquito, cuando una banda tiene algo que decir, aunque hagas conciertos de 50 o 100 personas, ya son 50 o 100 personas que te pueden ayudar. La colaboración de la gente que te va viendo siempre ha estado ahí. Comprar un disco por adelantado a mí me parece la cosa más normal del mundo”.

Precisamente en su sencillez reside la genialidad de la idea.

-“Fíjate los años que hace desde que yo lo hice, muchos, muchos. Pero está bien que se promuevan estas cosas, que a través de Internet se les va cogiendo el puntillo, surgen facilidades, antes eran más difíciles de hacer. Yo entonces conté con unos medios muy rudimentarios, haciendo unos tickets, hablando con la gente cara a cara: “Oye, te vendo esto. Sí, ya sé que estoy loco, pero eso es aparte”.

Por cierto, ¿es verdad que en su día Dro compró el master del primer disco para que no hubiera más versiones en la calle que la que rehicisteis en I994?

-“Es que era un queme. Yo no sé si Dro lo hizo por cuestiones de marketing o más bien porque yo no saliera en los periódicos y en el telediario, y no precisamente en la sección de cultura. ¿Cómo puede haber gente con unas mentes tan retorcidas como para sacar canciones antiguas, incluso maquetas, cambiándoles la portada, aprovechando las salidas de los discos? Es un juego sucio, sucio”.

¿Has visto o incluso dado el visto bueno a las reediciones en vinilo de Warner?Han quedado muy bien además de ser muy fieles a los diseños originales.

-“Sí, Yo en estas cosas tampoco me meto mucho, me preguntaron y como hay gente a la que le gustan los vinilos, pues me parece bien mientras ellos se ganen su dinerito honradamente. Curioso porque los vinilos se dejaron de hacer en su momento, hubo como un corte repentino. Cuando volvieron a estar de moda se empezaron a sacar los discos de nuevo también en ese formato y ahora están editando los que faltaban. Está bien”.

¿Todavía escuchas música en vinilo?

-“Yo no. Oigo poquita música y últimamente lo que más cómodo me resulta es comprarla por el teléfono, porque no tienes que coger los discos enteros, sino las canciones que quieres si solo te gustan detalles de algunos grupos. Lo que comprendo es que en los vinilos da gusto ver las portadas, antes era un trabajo que tenía su recompensa, ahora te comes el coco mucho y al final ves que no luce en una cosa tan pequeña. Cuando la ves grande en los carteles de la gira es cuando piensas que ha valido para algo”.

¿Están Robe y Warner condenados a entenderse? Dicen que es la mejor compañía en España para el rock. ¿El CD en solitario también saldrá con ellos?

– “No lo sé porque ya hemos acabado el contrato con este disco que les hemos dado. Ahora, metidos en la gira, no sabemos qué vamos a hacer, no nos estamos ocupando de estas cosas. Volveremos a hablar con ellos pero ya en otros términos, porque teníamos un contrato de hace muchos, muchos años, era aún el primero que firmamos, lo que pasa es que habíamos ido ampliándolo y modificándolo un poquito. Ahora es el momento de hablar de otra manera y con las cosas más claras. No sé qué pasará ni si estamos condenados a entendemos, ni siquiera sé si es verdad que son los mejores, porque son cosas que me interesan poco. Cuando llegue el momento de hablarlo, lo hablaremos, tanto con el disco que voy a sacar yo como con los siguientes de Extremoduro”.

Estás grabándolo ya de poco en poco?

-“¡Está grabado, amiguete! Yo en la rueda de prensa no dije que lo iba a grabar, sino que lo iba a sacar, aunque por lo que he leído en algunos sitios, quizás no me expresé bien. Falta mezclarlo, que se hará poco a poco. La idea es no sacarlo hasta que no acabe la gira”.

¿Qué instrumentación lleva?

-“Pues hay violín, clarinete, saxo, piano, acordeón …”.

Y supongo que también guitarras, no?

-“Sí, pero solo una, aunque tiene su marchita también, no te lo imagines superlento. Son canciones sin distorsión en las guitarras, hechas de otra manera, aunque tienen su intensidad, no es heavy pero tiene fuerza”.

87195842_3042742179091611_8149307570616532992_n
Fuente : La Heavy  N° 363.

Juan Destroyer.

Extremoduro. «Hice un barquito de papel para irte a ver. Se hundió por culpa del rocío…» No es la primera vez que un niño pequeño me sugiere una letra. Roberto Iniesta 2008.

Hoy rescato una entrevista a Robe y Uoho para el diario GARA de Bilbao en el año 2008 durante la gira “La ley innata”.

Hace años que Extremoduro bajó el volumen de sus amplificadores.Su rock transgresivo,de estepa se ha ocultado a miradas y curiosos en el último lustro, tiempo en el que formaciones inspiradas en su sonoridad han alcanzado el éxito: La Fuga, Marea, Estopa, Melendi, Forraje… Ahora, tras el sueñecito de varios estíos, regresan quebrando normas, sin reiterarse, despeinados y creando, de paso, un disco conceptual epopéyico y vital, y bien lejos de los mandamientos del negocio.

«La ley innata» es el título del regreso de Extremoduro, a seis años de aquel «Yo, minoría absoluta». Una única canción de inspirada e hipnótica cabalgada que se alimenta por la presión rítmica de Cantera y Colino más la guitarra solista de Iñaki Antón (ex Platero y Tú) y los textos y guitarra de Robe. Textos personales en los que puedes hallar preguntas como: «Necesito saber. Dime tu nombre, de dónde sale sol y de qué se esconde» o situaciones grises descritas con la envoltura de una poesía: «No hay nada en el espejo y persigo mis reflejos, igual que en los sueños. De andar desorientado, voy cayendo en picado; es igual que un mal sueño. La vida es roja si te vas y me derrota igual que en los sueños. Y olvido y no sé qué hacer; no dejo de correr, como en sueños. Te estaba dando un beso y mis labios no eran esos, igual que un mal sueño…».

Para «La ley innata», compuesto en formato básico de rock, se han ido añadiendo arreglos según lo pedía cada momento. Es por ello que cuenta con numerosos invitados, desde la cuerda de Ara Malikian a vientos, pianos y coros, así hasta superar la docena de músicos; unos por amistad y clase, otros llegados por sana recomendación.

Mantener la coherencia musical de un álbum conceptual, de línea continua, puede ser una locura, ¿qué ha sido lo más complejo, la más arduo?

Iñaki: La reproducción, sin duda. Tenerlo todo bien atado antes de comenzar la grabación. Cuidar la coherencia, las velocidades, la estructura, el equilibrio… Es diez veces más difícil, desde luego, que el trabajo con canciones de cuatro minutos. Si tocas algo en el minuto 17, por ejemplo, se te puede desequilibrar todo un tema de treintaitantos. Hay que currar con mucho cariño y mucho cuidado.

Casi estamos ante un disco conceptual sinfónico/progre de los setenta. ¿Les ha influido esa época? ¿Se paró el reloj de la modernidad?

I.: No lo creo. Si ha sido así, tal vez lo habrá sido de una manera totalmente inconsciente. Lo único que queríamos esta vez era dejarnos llevar sin concesiones. Queríamos disfrutar creando. Y este ha sido el resultado.

¿Es posible repetir el álbum en directo?

I.: Al crear un disco, nos dejamos llevar. Cualquier cosa que sea buena para la canción, la añadimos. Es un proceso de creación pura. Cualquier sonido que te imagines, vale. El directo es siempre una interpretación de ese trabajo, la interpretación que hacemos seis músicos. No se trata de poner el disco, se trata de tocarlo los que somos, bajo los diferentes ambientes que surgen en los conciertos.

¿Haber tardado tanto tiempo en grabar de nuevo se debe a pereza, falta de motivación…?

I.: Robe no escribe si no está convencido de lo que hace. Utiliza muchísimo la papelera. Ha tenido una larga época en la que lo que hacía no le parecía suficientemente bueno para el listón que él mismo se pone. Ha llegado a desesperarse, pero ha sido fiel a sus convicciones. Hasta que no ha tenido cosas que le convencieran, se ha negado a grabar.

¿Hay muchas guitarras en el disco, cuáles son sus momentos preferidos?

I.: En «La intro», en «La coda», en “Lo de afuera»… En muchos momentos. Aunque para mí, la guitarra es sólo un instrumento más.

Usted escribirá muchos textos, ¿cuándo pasan a ser canción o por qué unos pasan y otros no?

Robe: No escribo las letras por separado. Hago la música y la letra al mismo tiempo, porque una misma letra con distintas músicas cambia de significado, de intención y de todo. Cada melodía sugiere cosas distintas. Lo difícil es hacer coincidir lo que dice la letra con lo que dice la música. Hago canciones que luego desecho, pero no sé porqué unas me gustan y otras no. Además, si las toco y, después de un tiempo, me dejan de poner los pelos de punta, paso de ellas.

Lleva ya casi una década viviendo en Bizkaia. ¿Se ha acostumbrado a que el sol llegue tamizado?

R.: Sí, hace ya nueve años que estoy aquí y vivo muy a gusto y muy feliz con la gente; pero al clima no acabo de acostumbrarme. Me hace falta un poco más de sol.

¿Qué es lo que más le inspira, qué momentos son los preferidos o que situación se requiere…?

R.: Ojalá supiera qué es lo que me inspira, así no me pasaría tanto tiempo intentando componer. Cuando llega la inspiración, no entiendes por qué te costaba tanto trabajo. Y cuando no puedes componer, no entiendes por qué cuando componías, te costaba tan poco.

Eso de: «Hice un barquito de papel para irte a ver. Se hundió por culpa del rocío…». ¿Dónde le pilló la inspiración?

R.: Es un trozo de una canción infantil que me cantó la hija de unos amigos. Se llama Alba y tenía entonces tres años. La letra no es igual, pero es que la jodía se la inventaba. Luego, yo acabé transformándola. No es la primera vez que un niño pequeño me sugiere una letra.

Ha bajado el tono o la escala vocal, ¿se ha sosegado su vida, sus iras…?

R.: Mi vida sí se ha sosegado, pero mis iras, no. Lo de bajar el tono es cuestión de atreverse a hacer cosas nuevas, para intentar darle a cada melodía y a cada letra el aire que merece.

¿No le gustan los estribillos al uso?

R.: No me gusta nada al uso.

Es inevitable dar un repaso al repertorio.

¿La idea de la cuerda es un arreglo que veis desde el inicio o llega después de la conclusión rock de la canción?

I.: Desde que empezó a tomar forma la canción, quisimos crear libremente. Sólo pensábamos en lo que oíamos, de manera que los arreglos de cuerda y de otros instrumentos atípicos en nuestro rock fueron surgiendo como forma de hallar sonoridades a la par que crecía la canción.

¿Por qué es tan importante la masterización de un disco?

I.: Un disco siempre se trabaja en varios cortes, generalmente en diez o doce canciones. En el resultado final, puede ocurrir que tengan matices y volúmenes diferentes. La principal función de la masterización es igualar volúmenes y hacer que todas las canciones del disco tengan un carácter coherente como unidad. Es un pulido final, y lo normal es hacerla en un solo día.

¿Qué repertorio llevan, una buena mezcla de épocas? ¿Habrá algún día un concierto pequeño sólo para «La Ley innata»?

I.: No lo veo probable. Es inevitable dar un repaso a la historia en los directos, aunque nunca se sabe…

Pablo Cabeza.Bilbao.

EXTREMODURO:Final Concurso Band Explosión´89 .Sala JACARA(Madrid).

Para los seguidores de Extremoduro, es conocida la manera con la que el grupo financió su primera maqueta ROCK TRANSGRESIVO vendiendo papeletas canjeables por una copia de la maqueta cuando esta fuera grabada y editada, hoy día lo llaman”crowdfunding”. Para darse a conocer, el grupo repartía copias en las casas discográficas, bares o en cualquier sitio que sonara a música.

En una entrevista para la revista El tubo en 1993 Robe lo explicaba…-Estaba mandando todos los días muchas cintas a todos lados con dossier y con la hostia.Ya estaba hasta los cojones y mandé la cinta al Plastic, a saco, Puse Roberto y el teléfono.Ni papeles , ni buenos días , ni ese soy yo, ni nada . Y nada más mandarsela llamaron. Y lo del concurso de Yamaha igual.Pedían dos canciones de no se que medida cada una y les mandé toda la cinta, sin dosier, y nos clasificaron.A última hora llamaron diciendo que o les mandábamos la documentación o nos descalificaban, porque era como mucho morro.

El concurso Band Explosión era de maquetas y estaba patrocinado por Yamaha y Nescafé.Entre 300 maquetas que se enviaron, a nivel nacional ,un jurado se reunía e iba seleccionando las cintas hasta quedarse con 6 para la final, entre la que se encontraba la de Extremoduro.Había una mezcla de todos los estilos, lo mismo se había clasificado un grupo de rock como uno de jazz. 67663138_2626615647370935_3119608246583689216_n

La recompensa de poder ganar ese concurso era participar a nivel mundial junto a otras bandas en la Yamaha Word Final, celebrada en el Nippon Budokan de Tokyo .Sin títuloMHGYR

El evento tuvo lugar en madrid, en la desaparecida sala jacara.

Kike Suárez “Babas” presente en el evento relataba en uno de sus libros la experiencia vivida con el grupo… podría recordar varios encontronazos. Como aquella vez en los camerinos del Jacara, en su primera actuación en Madrid: dos canciones para el concurso Yamaha -“si gano, subes conmigo”-; pero quedaron terceros, todos canturreando antes de los resultados, alrededor de una mesita, los del grupo heavy que terminaron ganando con sus guitarras, nosotros golpeando los tercios vacíos y Robe preguntando “pero, ¿que canto yo? ¿una jam sesión? ¿y eso que es? Yo no sé…”, y murmuraba guarradas bastorras como te voy a folla, folla, folla”, y lindezas por el estilo.

El grupo ganador del concurso fue DANGER, un grupo madrileño de heavy rock que cantaban en ingles.Extremoduro quedó en tercer lugar y recibió un premio que consistía en instrumentos y amplificadores.

Entre los miembros del jurado estaba Bibi Andersen ( Bibiana Fernández) y Pablo Carbonell, entonces con los Toreros Muertos -“yo he votado a los punkis esos, que me han gustado mucho”, comentaría-. Pero, lo decisivo fue que entre los asistentes estaba un caza talentos de Avispa, que les ficharía para sacar ese primer disco ,primero y último con ellos, pues tuvieron multitud de problemas con la discográfica.

 

EXTREMODURO:La vida misteriosa de Robe Iniesta, el último rockero maldito.Reportaje de la revista Rolling Stone 2011.

Reportaje de la revista Rolling Stone en junio de 2011.

Robe Iniesta: La verdadera historia de Jesucristo García.
Ha muerto y ha resucitado muchas veces. Tantas como dice la leyenda. Su historia, la verdadera, estaba sin contar… Eso se acabó. Una veintena de personas construyen la crónica del líder de Extremoduro, el personaje más enigmático e ingobernable del rock español. Por Lino Portela.Sin títuloK IBUYVTRXT4R

Habían quedado en la Puerta del Sol. El único dato que los entonces aspirantes a periodistas Kike Turrón y Kike Babas (así es como firman Quique Conde y Quique Suárez) tenían sobre él era que llevaría una camisa de flores. Difícil no identificarle. Ellos acudieron a la cita en el kilómetro cero de Madrid con un par de litros de cerveza. Era 1989 y contaban 20 años. A la hora fijada apareció: Roberto Iniesta, 27 años, pelo largo y, efectivamente, con una camisa floreada, dispuesto a que le hiciesen una entrevista para una radio que no existía. Por aquella época los dos Kikes eran unos gandules enamorados de la música. Su plan era, básicamente, el siguiente: se hacían pasar por periodistas para conseguir discos gratis. Seleccionaban a los grupos maqueteros que se anunciaban en las revistas, les llamaban y les contaban la milonga de que eran críticos para que les enviasen su música. Así operaron con Iniesta. Cuando les llegó su maqueta, se les voló la cabeza. No habían escuchado algo tan salvaje y auténtico como aquello. Trazaron un plan: quedar con el tal Roberto Iniesta con la excusa de que tenían un programa de radio y, claro, entrevistarlo.
¿El objetivo de los dos farsantes? Emborracharse con ese “tío que hacía un rock tan descarnado”. “A la entrevista no llevamos grabadora ni bolígrafo. Cuando llegamos al lugar fijado, lo vimos: nos miramos y nos reconocimos al instante”, recuerda ahora el ya periodista Kike Babas, de 40 años: “Íbamos de chulitos con nuestra cerveza, pero Robe sacó una piedra gigante de hachís y soltó: ‘Probad el costo de mi tierra, que es mejor que la mierda que os venden aquí”. Kike Babas apenas recuerda más, seguramente porque enseguida comenzaron a liarse canutos. “Bueno, sí”, rememora: “Dijo que le gustaban AC/DC y Leño, que había tenido un puesto de chucherías en una furgoneta que ponía frente a los colegios, y que había sido yonqui. Pero de aquello hablaba en pasado”. Hay algo más. Cuando los dos periodistas le dijeron que se les había hecho tarde y que tenían que volver a su barrio, Hortaleza, Robe les preguntó: “¿Hortaleza? Entonces le soléis pillar a la Julieta, ¿verdad?”.

Pero, un momento: éste no es un reportaje sobre drogas, y ese Robe de 1989 ya no existe. Inteligente, tímido y algo huraño. Terco, y amable en las distancias cortas. Introvertido, y siempre alerta. Leal con sus amigos, que han quedado reducidos a unos pocos por decisión propia. La leyenda de maldito de Robe es la más legendaria del rock español. Todos hablan, pero pocos le han tratado. Las personas que aportan sus opiniones en este reportaje han convivido con el último rockero auténtico. “Es muy intenso y visceral, con todo lo bueno y lo malo que esto conlleva”, explica Ernesto Muñoz, ex-trabajador de Dro, la discográfica actual de Extremoduro, que pasó con él los últimos años del siglo pasado. “Desprende un magnetismo especial”, añade Juan Bosco, representante de Los Del Tonos, que coincidió con Robe en el 96: “Supo controlar sus desequilibrios y ese control le ha dado la vida”.

Caricaturizar a Robe con salvajes y drogatas historias de su pasado es un error. El Roberto Iniesta de 2011, que publicó recientemente su duodécimo disco, Material defectuoso, no se parece en nada a ese talentoso-pero-asilvestrado joven que salió de Plasencia con una maqueta llena de buenas canciones y una tarjeta de visita con su nombre completo, Roberto Iniesta Ojea, y el autoproclamado título de Rey de Extremadura. Roberto Iniesta tiene ahora 49 años. Vive desde hace casi 15 en Lezama (Vizcaya), un pequeño pueblo a 20 minutos de Bilbao, con su mujer Bibi y dos hijos de 21 y 22 años. A uno de ellos le ha comprado un coche. Vive en una casa que muy pocos conocen. Le gusta la comida casera, echa de menos el sol del sur (donde vivió una temporada), ve mucho cine (en DVD), escribe y lee todas las noches (novelas de acción, biografías, best seller…). Y, en los últimos años, ha estudiado gramática y ortografía en la Universidad a Distancia.
En un radio de menos de un kilómetro viven sus amigos cercanos: el guitarrista Iñaki Uoho, de 47 años (Iñaki y Robe forman Extremoduro), y Fito Cabrales, de 45, estrella del rock español al mando de Fito & Fitipaldis. A los tres les gusta salir en bicicleta por el monte. Vida sana. Robe lleva a su perro a entrenar, sale poco de casa, no alterna, no va de copas y vive un momento interesantemente fértil,  ya que, además de su nuevo disco (Material defectuoso), que se publicó el pasado 24 de mayo, Extremoduro está a punto de terminar otro largo más. Se acabó la sequía. Ah, y no suele dar entrevistas, con lo que alimenta, no se sabe si premeditadamente, su leyenda de tipo misterioso. De hecho, ante la publicación de Material defectuoso decidió no hablar con la prensa. Su discográfica, claro, torció el gesto: sabe que si Robe realizase algunas concesiones promocionales, vendería mucho más. Pero él, tozudo, no traga. Desde que Dro fichó a Robe, en el 91, le deja hacer y deshacer a su antojo. “Jamás se le ha impuesto nada”, explica David Bonilla, de la compañía. Y añade: “Se le pueden sugerir ideas, pero él lo tiene muy claro. Sobre todo, sabe lo que no quiere. Nosotros podemos o no estar de acuerdo, pero lo respetamos”.

Lo mismo que su decisión de no ofrecer ahora entrevistas. “Ha sido un año de mucho trabajo. Y lo que nos queda…”, cuenta cuando llamamos a su puerta Iñaki Uoho, ex guitarrista de Platero y Tú, productor y mano derecha de Robe y su gran conexión con el mundo exterior. “No quiere hablar hasta que se publique el próximo disco [en 2012, asegura su discográfica]. Entonces habrá una gira y hablará. Está muy ocupado trabajando”, recalca con amabilidad Uoho. “Espero que lo comprendáis”, se despide. Lo que Robe tiene ahora entre manos es bueno. Algunos piensan que sus nuevas canciones ya no arañan como antes, que han perdido fiereza y garra. Otros que es lo mejor que ha escrito nunca…
Lo único cierto es que Robe ha sobrevivido a su leyenda sin renunciar a nada y haciendo siempre lo que ha querido: ha recorrido España en caravana; se ha ido de juerga con Pepe Risi (la leyenda de Burning); tuvo una línea 906 (no erótica, claro, era para informarse de las novedades de Extremoduro); ha vendido miles de discos (cuando se vendían discos y cuando no); ha llenado pabellones sin sonar en la radio ni en la televisión; y ha muerto y resucitado varias veces. “Todos me queréis matar, joder, que no me quiero morir”, solía decir ante los frecuentes rumores de su fallecimiento.
Además, se estrenó como escritor en 2009 y triunfó: su primera novela, El viaje íntimo a la locura, lideró varias semanas la lista de los libros de ficción más vendidos.
Pero, sobre todo, ha conseguido que miles de jóvenes (y no tan jóvenes) de todas las tribus, de distinta condición social y diferentes lugares tengan devoción por sus canciones y diseccionen cada movimiento de la persona y el personaje en sus conciertos. Aún hay chicos que, cuando Robe cierra los ojos en directo, piensan: “Mira, se nota que va puesto de todo”. No es cierto. Tiene los ojos cerrados porque está sintiendo la canción.extremoduro-gira--644x362

Aunque la verdad es que a Robe nunca le interesó tener buena reputación. Su voz cazallera, ronca, y su rostro curtido por un pasado ciertamente salvaje no ayuda. Nacido en 1962, hijo de una familia humilde, de campo, de Plasencia (40.000 habitantes, al norte de Cáceres), pocos datos biográficos hay de sus primeros años. Se sabe que su padre era chapista y presidente de la peña del Atlético de Madrid en Plasencia. “Yo le tengo simpatía al Atleti, porque de pequeño iba con mi padre algunos domingos al Calderón”, dijo Robe en 2002 al recordar la famosa foto, publicada en Marca, donde posaba junto a Rosendo Mercado con la camiseta colchonera. La foto se publicó el 20 de abril de 1996. “Mi padre no llegó a ver al Atlético campeón de Liga ese año. Se murió semanas después de que se publicase la foto, pero le hizo ilusión verme en el Marca”, ha dicho. A su padre también le dio tiempo a ver cómo su hijo obtenía al fin el reconocimiento masivo gracias a su obra maestra, el disco Agila (1996) –del que luego hablaremos–, pero también fue testigo de las muchas y diversas locuras de su hijo. Una de ellas terminó muy bien.
El verano de 1987 nace Extremoduro, y dos años después consigue grabar su primera maqueta vendiéndola por anticipado con vales a 1.000 pesetas (6 euros), que le sirven para financiar la grabación en Madrid.

Con esa maqueta, Extremoduro aparece por primera vez en televisión. En 1990, los tres miembros del grupo –Salo y Luis Von Fanta, de los que en la actualidad poco se sabe, completaban la banda– acuden a uno de los programas musicales más irreverentes de Televisión Española, Plastic. Mítico es ya el vídeo donde interpretan su canción clásica Jesucristo García, y en el que Robe reta amenazante a la cámara con una túnica y una corona de espinas hecha con una cadena. “Los invitamos al programa porque nos gustó mucho aquella maqueta”, recuerda Tinet Rubira, entonces presentador del programa junto a David Bagès y Marisol Galdón. Rubira dirige ahora Operación Triunfo, el programa donde, seguro, nunca aparecería Extremoduro. Ni ahora ni antes.
La razón es simple: sus canciones estaban cargadas de poesía callejera, insolente, de preso común, obscena pero bella, evocadora y poderosa. En la famosa maqueta hay canciones como la citada Jesucristo García, un himno ya intemporal con referencias a la heroína; o Extremaydura, una jota nuclear y arrabalera dedicada a su tierra. “Si yo fuera presidente de Extremadura”, reflexiona el escritor Lorenzo Silva, que entrevistó a Iniesta para Rolling Stone en 2006, “ya habría cambiado el himno de la comunidad por el de Extremaydura. En esa canción, aunque muchos políticos piensen lo contrario y se queden en la superficie de los tacos, se nota su amor por Extremadura. Los extremeños son así. Gracias a la frustración que les produce su tierra han salido de allí para conquistar el mundo”. “Tierra de conquistadores/ no nos quedan más cojones”, canta en este tema Robe, quien, cual Hernán Cortés, salió de Extremadura para buscarse la vida.

“Plasencia es un sitio para gente mayor, un lugar desfasado, de pensamiento retrógrado”, dijo en una de las pocas entrevistas que concedió tras abandonar su ciudad. “Mi único consejo a los grupos de allí es que se larguen cuanto antes”, remató.
Extremoduro llega a Madrid para dar su primer concierto en la capital. Fue en la Sala Jácara, en un concurso de maquetas patrocinado por Yamaha. Entre el jurado estaban (toma ya) Bibi Andersen y Pablo Carbonell.
“Yo he votado a los punkis esos, que me han gustado mucho”, dijo el actor, músico y presentador refiriéndose a Extremoduro. Kike Turrón y Kike Babas estaban allí. “Fue increíble”, recuerdan: “Un concierto que nos marcó a todos. Se nos ponía la piel de gallina con sus canciones. Además, era como nuestro secreto. Un grupazo”.

Robe estaba convencido de que ganaría el concurso. La diferencia con respecto a los otros era notable. Pero no ganaron: quedaron terceros. Sin embargo, en ese concierto había alguien de la discográfica Avispa, que fichó al grupo para publicar su primer disco.Sin títulobuenaaaaaaaaa

Se llamó Tú en tu casa, nosotros en la hoguera (1989) –posteriormente regrabado y retitulado como Rock transgresivo–. Robe, en la interesante biografía escrita por Iñaki Fernández, resume con una frase su primera y frustrante experiencia discográfica: “Ellos eran unos mánagers de Madrid, muy listos; nosotros, unos catetos de pueblo”. Con Avispa acabaron mal.
 Y con la siguiente discográfica, Pasión, donde grabaron su segundo disco, Somos unos animales (1991), peor. “Eran unos listos. Con ellos no se podía discutir”, contaba Robe sobre Pasión: “Ibas todo enfadado a reclamarle algo y, al final, le tenías hasta que dejar dinero. Siempre pasaba igual, salías de allí sintiéndote un poco imbécil”.
Eso se acabó en 1991. José Manuel Gómez, que trabajaba entonces en la discográfica Dro (entonces independiente, luego comprada por el gigante Warner), fue a ver un concierto de Extremoduro. “Es muy fácil describir cómo era Extremoduro en aquella época.El batería se quedaba dormido mientras tocaba, el bajista iba a su bola, Carlos El Sucio, el otro guitarrista, se daba cuenta de que tenía su instrumento desenchufado a la cuarta canción, y Robe… Robe tocaba bien, pero cuando le escupían decía: ‘Eso que me echáis no será lefa, ¿verdad?”.
La gente que acudía a aquellos conciertos temblaba pensando que Robe podía abandonar el escenario en cualquier momento . Era imprevisible. A veces eran un caos total –Robe a veces olvidaba la letra y balbuceaba– y, a veces, soberbios.
“Los vi y aluciné”, recuerda José Manuel Gómez, quien rápidamente llamó al presidente de su discográfica para fichar al grupo. “Al día siguiente, Robe apareció por la compañía Dro”, continúa Gómez: “Flipamos con él y con el tamaño del porro que se estaba fumando a las 11 de la mañana”. Ese mismo día el contrato quedó listo. Tres días después, lo firmaron.
No hubo mucha promoción de los primeros discos que Extremoduro grabó con Dro porque Robe no quería. Tampoco había entonces mucho interés por parte de los medios de comunicación generalistas. “Gracias a Dios que no daba entrevistas”, bromea Gómez, “porque Robe montaba un pollo a la mínima”.
De aquella época es la famosa entrevista que Mariskal Romero, periodista básico del rock español, le hizo al cantante y que nunca se emitió en su programa de radio. La grabación se hacía después de comer. En el almuerzo, Robe se clavó una botella de vino entera y dos cubatas en cinco minutos. Obviamente,estaba borracho, Mariskal, para abrir la conversación, le preguntó: “¿Qué tal te tratan los extremeños?”. “Son unos gilipollas”, respondió Robe. “Habéis tocado en Galicia…”, esquivó Mariskal: “¿Qué tal te han tratado los gallegos?”. “Son unos gilipollas”, replicó Robe, quien durante varias preguntas mantuvo la misma respuesta. Mariskal se hartó, tiró el micrófono y le dijo: “Robe, tu si que eres un gilipollas”.
Deltoya (1992) y ¿Dónde están mis amigos? (1993) son los discos de la llamada ‘Época del Caos’. Robe empezó a disfrutar de los primeros éxitos y dio rienda suelta a los excesos. En 1992, Extremoduro encabezaban los carteles de varios festivales y se creó la que se llamó Quinta del 92: varias bandas (Reincidentes, Porretas, Sociedad Alkohólika…) que saboreaban el éxito en el rock duro alternativo al amparo de las protestas por la celebración del Quinto Centenario del Descubrimiento de América.
En aquella época Robe se separó de su mujer. “Ella lo echó de casa”, cuenta un amigo cercano. “Sólo ellos conocen las razones exactas, pero no es muy difícil imaginárselas”, añade esta fuente.
Robe vivía lejos de sus hijos, que no tenían más de cuatro años,dando tumbos entre Madrid, Bilbao, Burgos (“una época para no recordar”, comentó Robe) y Barcelona , donde llegó a recibir una paliza, propinada por los músicos de la banda que formó en Cataluña, y debido a problemas de dinero. Viajaba en una caravana con la única compañía de su perro Angelito, un bulldog con el que posó en uno de los pocos retratos que se ha dejado hacer.
¿Dónde están mis amigos? fue un disco muy sincero”, dice Robe, que cantaba aquello de “voy a dejar esta ciudad/ no me pienso despedir/ de la gente hace ya tiempo estoy ausente” en Sin Dios ni amo: “Era una época un poco jodida. Hay bastante de lo que llevaba dentro sacado para afuera. Andaba un poco perdido de tanto viajar”.
Fernando Madina, voz del grupo Reincidentes, colaboró en el disco y vivió una semana con Robe en Madrid. Era un piso en el Paseo de Pontones (cerca del Vicente Calderón) de su mánager de aquella época, Tomás Rodríguez, que ahora trabaja en telecomunicaciones y que no ha querido hablar para este reportaje (“Extremoduro es un grupo muy bueno, pero hace tiempo que acabamos por diferencias musicales. Y ya está”, nos espeta).
“Había días que teníamos el estudio libre y otros que no”, recuerda Madina: “Cuando no podíamos grabar nos íbamos por ahí a liarla”. Y añade: “Robe es un tipo diferente. Siempre estuvo convencido de su talento. Siempre fue mas poeta que músico”. Un año después, durante la grabación de Deltoya (1992), el guión del caos continuaba escribiéndose. Robe recuerda que salía poco… por el día. “Sólo por la noche, porque no me gustaba ver los caretos de la gente. En Madrid los bares no cerraban nunca”.
En uno de esos bares celebró una fiesta privada tras un concierto con otros grupos con los que compartió cartel. Uno de los asistentes recuerda la noche en cuestión. “La imagen de Pepe Risi [guitarrista de Burning , fallecido en 1997] y Robe Iniesta cogidos de la mano y borrachos, sonriendo, es impagable”. A las 5 de la mañana, el dueño del local amenazó con cerrar. “Robe, sin soltarle la mano a Pepe Risi, tiró un fajo de billetes en la barra y dijo, con su voz ronca: ‘Tranquiiiiiiilo, chaval. Que te voy a pagar. Que tengo dinero’”. La fiesta, lógicamente, siguió.
Caos y pasta. Deltoya es un disco que dejó respetables cifras de venta y Extremoduro ofreció buenos dividendos a su discográfica. Eran un valor en alza, por muy esquivo que fuera su líder.Robe empezó a manejar dinero, cambió de músicos y, en 1994, se compró una casa a pocos kilómetros de Granada. Era un chalet con piscina donde le servían el pan y el hachís a domicilio.
Allí recibía la cada vez más frecuente visita de Iñaki Uoho (guitarrista de Platero y Tú, donde cantaba Fito Cabrales), con quien empezó a gestar el disco Pedrá, un álbum que se construyó a través de una sola canción que duraba 29 minutos y 28 segundos. Aunque grabado en 1993,Pedrá se publicó en 1995. Pese a lo aparentemente anticomercial del proyecto, el presidente entonces de Warner, Saúl Tagarro, se empeñó en que alguna parte del disco sonara en Los 40 Principales. “Aquello era una locura”, recuerda José Manuel Gómez, que por entonces trabajaba en Warner:. “Al jefe de la discográfica le decíamos: ‘¿Qué parte vas a seleccionar? ¿Donde canta ‘hijo de puta’ o en la que dice ‘busco colillas, me saco las armondiguillas?”.
En Granada, Robe llevaba una vida tranquila. Pero enferma. Dolores de oído y principio de tuberculosis, recuerdan los amigos que le visitaban.Decidió frenar y se propuso dar por cerrada la época del Caos . Era 1995 y por primera vez se sentía incómodo con la leyenda de músico maldito.
En esas tardes de verano aparecía por su casa su entonces amigo y poeta Sor Kampana. Valenciano de su misma edad, Robe había incluido algunos de sus versos en sus discos. “Le pedí que viniese a Valencia para tocar gratis para los presos. Me dijo que no. Éramos muy ingenuos”, recuerda Sor Kampana, que solía jugar con Robe al ajedrez. “Cuando nos conocimos me dijo: ‘Tío, creía que eras una tía o un hombre viejo’. En aquella época era bastante más normal de lo que decía su leyenda”.
Por esa casa también pasó Juan Bosco, mánager de Los Del Tonos, que había trabajado con Robe en alguna ocasión: “La leyenda superaba la realidad. No eran monjas de clausura, pero eran muy normales. En aquella época Robe desprendía un magnetismo especial, lo veías tocar solo con la guitarra acústica y te conquistaba. Era una gran bola de energía capaz de cautivarte. Un tipo agradable y amable. No hacían ni contratos para tocar en directo, pero eran muy serios. Ya no había ni desfases ni descontrol”.
De esa tranquilidad nace su obra maestra, Agila (1996), que significa “espabila” en castúo, el dialecto extremeño,un álbum que cambiaría de una vez por todas la vida de Extremoduro.
Robe pidió a Iñaki Uoho que fuera a Granada, porque quería enseñarle sus nuevas canciones. Iñaki lo escuchó y se entusiasmó por su tremenda calidad. Fue el encargado de poner en orden tanto talento desbocado. Se marcharon a Madrid para grabar. “Tenía que controlar a todo aquel rebaño, organizar toda aquella anarquía”, recordó Uoho en el libro 201 canciones para engancharse al pop rock español. Las canciones de Agila se grababan por la noche. “No salíamos de copas, la fiesta era allí”, explica Uoho. A determinada hora de la noche Robe salía a comer un bocadillo de tortilla. Iñaki aprovechaba su ausencia para colocar una claqueta para controlar el ritmo de cada canción.
“Lo tenía que hacer a escondidas”, recuerda Iñaki: “Robe aborrecía ese aparatito”. “Ese clacómetro es antimusical. No lo quiero”, gruñía Robe, convencido de que las canciones eran grandes.
Así fue:críticas de cinco estrellas , canciones inmensas rebosantes de poesía inédita en el rock español (en las que se incluyen versos de Pablo Neruda, Miguel Hernández y Antonio Machado); entrevistas en Canal Plus… “Hemos sido un grupo secreto, pero porque se ha pasado de nosotros”, dijo en la presentación de Agila: “Pero yo nunca he querido ser una banda de culto ni underground”.
En 1996, el periodista Diego A. Manrique escribió en Babelia, el suplemento cultural de El País: “El hecho más notable del año es el reconocimiento masivo a Extremoduro, un proyecto semiclandestino que tiene la perfecta combinación de rock callejero y poesía marginal con su rotundo Agila”.
“Con Agila cerró una época vital”, recuerda Kike Babas: “Se cansó de las drogas y también de dar esa imagen de tirado”. También cambió de amigos. “Desde entonces Robe, más que cambiar de amigos, redujo su círculo íntimo”, precisa Babas, que fue cuando perdió el contacto con él: “Le ocurre a muchos artistas: tienen que cambiar de móvil, de dirección.Robe no quería que se siguiese alimentando su leyenda y sus batallitas del pasado”.
Extremoduro empezó a hacerse grande. En las entrevistas, de las pocas que concedía, Robe se mostraba como un hombre incisivo, recio. Impasible y satisfecho con el éxito, pero consciente de que se lo había ganado él solo. “Vamos poco a poco”, dijo, “sin el apoyo de los medios”. Unos medios que comenzaron a sentir un magnetismo hacia su historia.Él se vengó ignorandolos.
Sin embargo, en marzo de 1996, El País de las Tentaciones (actual EP3) publicó una entrevista con el cantante. “Mi poesía es de amor y guerra. Prince habla de drogas y nadie se lleva las manos a la cabeza. Yo, como lo digo muy clarito y en castellano, provoco rechazo”. Allí también admitió que no se sentía cómodo con el término “rock urbano” y hablaba del estilo que él mismo inventó: “Como soy de campo, a mí eso del rock urbano no me llega. Yo lo llamo rock transgresivo porque las letras tienen que llegar. No es música para bailar. Hago algo que te llega, que te motiva, que te hace sentir, que sientes. Yo me dirijo igual al rico que al pobre”.
Mientras, reorganizaba su vida, volvió con su mujer Vivi, “que ha sido la que le ha reconducido, su tabla de salvación”, reconocen algunos amigos cercanos: “Es una tía de puta madre”.
También Iñaki lo sacó de Granada y se lo llevó al País Vasco. Uoho tiene su casa en Muxika, a menos de un kilómetro de Guernica, con un estudio de grabación. El lugar perfecto donde Robe ensayó y compuso los siguientes discos, Canciones prohibidas (1998) –Robe se empeñó en que las letras de la portada estuvieran formadas con cocaína de verdad– y Yo, minoría absoluta (2002), de imponente portada y letras soberbias. Como Stand by, que sirvió como banda sonora de la película La flaqueza del bolchevique (2003), basada en la novela de Lorenzo Silva.
Precisamente, fue el escritor madrileño quien entrevistó a Robe en 2004 para ‘Rolling Stone’. “Lo vi muy centrado y con un aspecto magnífico. Nunca vi un personaje autodestructivo. Por encima de todo es un músico autodidacta con un talento innato. Es un poeta emocional y muy de corazón. Tiene unas imágenes poéticas muy poderosas”, explica Silva. Y añade: “Robe ha descubierto la lectura a una edad adulta. El mejor ejemplo de que nunca es tarde”.
En esa época,la fiera estaba más tranquila . Se blindó para defenderse de su caricaturización, pero seguía teniendo una personalidad fuerte. Ernesto Muñoz trabajó con él durante el disco de Extrechinato y Tú (2001), grabado con el 50% de Platero y Tú (Fito e Iñaki), con las letras de su también amigo y poeta Manolo Chinato. Ernesto recuerda la curiosa rueda de prensa donde rompió frente a los periodistas la portada que le dedicó El país de las tentaciones. “Se pasó toda la noche diciéndome: ‘No se te vaya a olvidar la portada mañana’. Me lo dijo tantas veces que la tenía en la puerta de casa, para no olvidarla”. Al día siguiente Robe llegó a la rueda de prensa. Junto a él estaban Chinato, Fito e Iñaki. Robe leyó el titular de la portada: “Extrechinato y Tú. La última aventura de Robe Extremoduro”. Y soltó: “¡Bah!”, arrancando la página. “A la mierda Extremoduro”, terminó. “Estaba enfadado porque aquello era un disco de Manolo Chinato y no de Robe”, recuerda Ernesto: “Es un grande, pero terco. Es difícil convencerlo de algo, si no está de acuerdo. Se la suda. Si ha pensado que una cosa se hace así, así se hace. Ése es su éxito”.
Robe no perdía colmillo.Sus ruedas de prensa eran demoledoras. David Bonilla, de su discográfica, todavía recuerda la expectación que levantó la presentación de su disco en directo Iros todos a tomar por culo (1997). Fue en una casa okupa. “Había ocho cámaras de informativos y los redactores más importantes de los medios escritos. Robe se sentó, fue el único que habló y estuvo incisivo. ‘¿Por qué un disco en directo?’, le preguntaron. ‘Porque me ha salido de los huevos’, respondió”.
Puri Beltrán, periodista de la Cadena Ser, también entrevistó a Robe tiempo después de publicar su disco con Chinato. Es bastante certera al perfilar la personalidad del músico: “Es inteligente, pero en las distancias cortas le cuesta mucho expresarse. Tienes que tocar la tecla exacta para que se abra. Es como si supiera mucho más de lo que dice. Te lo tienes que currar para entrar en su mundo. Y si patinas, olvídate. Te pondrá la cruz”
Robe empezó a escribir su primera y única novela, El viaje íntimo de la locura, en 2003. Pero paró. “Estudié por la Universidad a Distancia gramática y ortografía, porque quería tener soltura”, dijo Robe en una entrevista para El País en noviembre de 2009: “Cuando acabé de escribirlo me dio mucha pena.Me quedé como vacío. Me gustan mucho las palabras y enredar con ellas”. Robe escribía todas las noches después de cenar hasta las cuatro de la madrugada. El libro fue un éxito. La increíble aventura del gris y aburrido notario Don Severino vendió más de 10.000 ejemplares la primera semana.
Aunque Robe compuso poca música mientras escribía la novela. Una brutal crisis de creatividad hizo saltar las alarmas. No compuso una canción en seis años. ¿Se había quedado seco ? “Puede que sí”, respondía el cantante con cierto desasosiego en una entrevista en la cocina de la casa de Iñaki. “No sé qué botón tocar”, dijo: “Y me jode”. Hace tres años lo encontró. Publicó uno de sus mejores disco, La ley innata (2008). Y el botón sigue encendido. Material defectuoso (2011), su nuevo disco, es la prueba.
“Siempre he hecho lo que me ha salido de las pelotas”, ha repetido en multitud de ocasiones Robe, que hace unos días hizo un viaje relámpago a su ciudad de nacimiento, Plasencia. Después fue a visitar a su amigo Manolo Chinato. Hay una canción en su último disco dedicado al bar que tiene el poeta en Béjar. “Somos el mismo tipo de personas. Evolucionamos sin dejar de ser nosotros mismos”, reflexiona Chinato. “La inteligencia está para evolucionar. Eso ha hecho Robe y así tiene que ser”.
Sin títulopóiuytrtet

Las 20 mejores canciones de Extremoduro elegidas por Bunbury, Fito Cabrales, La bien querida, Lori Meyers, Bebe, Albert Pla y muchos más…

Después de tantos años de carrera cada oyente tiene su favorita, pero hemos dejado a los músicos españoles que elijan, y escriban porque el reportaje demuestra que Extremoduro llega a todo el mundo, rockeros, “indies” o poperos.

-Fito Cabrales “Simplemente,Robe es diferente”.

Fito conoce bien al líder de Extremoduro, han realizado una gira juntos y memorables conciertos.También el proyecto Extrechinato y tú.Aquí Fito escribe sus reflexiones sobre el Robe músico y persona.Fito

Robe tiene algo, justo ese algo que hace falta para captar toda su atención.Simplemente es diferente, canta diferente, escribe diferente, siente diferente, tan diferente y a la vez tan igual que todos los grandes artistas.Con los años (y mucho trabajo) creo que se ha convertido en todo un referente musical para este país.Todo el mundo entiende si alguien dice ‘Esta banda suena como,o esa canción recuerda a Extremoduro’.Solo por eso merece la pena conocer, aunque solo sea un poquito, su obra.Luego, aparte, en lo personal, en lo estrictamente personal, solo puedo sentirme afortunado de haber compartido muchos conciertos, giras, discos, proyectos paralelos y muchos años de amistad a su lado.Seguramente he aprendido más cosas de él que de Jimi Hendrix o Eric Clapton. No voy a escribir ni de drogas ni de semevalapinza (ohhhhhh)…Es fácil alimentar el lado oscuro, pero si me pedís que escriba, me dejareis que escoja el lado amable, el del arte, el de la música de Roberto Iniesta”

-Albert Pla.

“Te juzgarán solo por tus errores”. 

Acústico cuento carcelario incluido en la reedición de su primer albúm Rock transgresivo

.albert-pla-500x365

“Que dificil escoger solo una canción de Extremoduro…Me gusta esa de ‘tu por hablar, yo por callarme demasiado’ (tu corazón, del disco Somos unos animales) pero mi favorita sin duda es Te juzgarán solo por tus errores (yo no) que tiene un rollo acústico y en la que dice ‘y los bichos salvajes y los domesticados’.Me gusta porque siempre soñé que Robe hiciera un disco solo con guitarra.Robe para mi es algo superior, y junto a Uoho consiguen ser también el mejor grupo.Extremoduro es lo único que puedo escuchar prestando un mínimo de atención de lo que hay hoy por ahí.Es lo único decente que hay en la música hoy en día, y sigue siendo tan bueno y tan fresco como la primera vez que lo escuché”.

-Antonio Luque (Sr. Chinarro).

“So payaso”.

Un solo de guitarra en mitad de otras muchas cosas que vale una vida entera (Agila 1996).

Sr-Chinarro-desvela-un-adelanto-de-su-disco-600x400

“Pongo el vídeo de So payaso en el youtube para refrescar la canción en mi memoria perdida del joven al uso que fuí, enfadado con el mundo, fácilmente identificado con un estribillo insultante y exultante (odio estos pareados de tertuliano) y lo primero que me llama la atención es que si no fuese por el pelo largo de los músicos, el uso de amplificadores Marshall tamaño nevera y el inevitable solo de guitarra de pala con pico afilado en mitad de la canción, nadie se atrevería a calificar de rock, y mucho menos de rock duro, el estilo con el que se deja crecer una melodía tan certera y también arreglada, con sus pianos y sus trompetas sin complejo ninguno.Que no se tiren los huevos jugando al macarreo ‘para el pelo viene bien’, que estaban muy presentables”.

– The new raemon.

“Volando solo”.

“Vuelvo a la vida  si te abres bien de patas” el poder vivificante del sexo (Deltoya 1992).The-New-Raemon

“La canción que más me gusta de Extremoduro es Volando solo de Deltoya.Raquel la mamá de mis dos hijas siempre ha sido muy fan de la banda, así que puedo asegurar que he escuchado a conciencia todos los discos de Robe Iniesta hasta Yo, minoría absoluta.Sinceramente ,sus tres primeros discos me parecen muy buenos.Y si he contado ya cual es la canción que más me gusta, es de justicia decir cual es la que menos me interesa :Puta.Supongo que el motivo es que me recuerda en exceso a ‘Two minutes to midnight’ , de Iron Maiden…El riff de la introducción es prácticamente el mismo en las dos canciones.Soy fan de los Maiden desde muy pequeñito, y que nadie me los toque que me enciendo…Entiendanme, llegué a escuchar esa canción miles de veces y a día de hoy me sigue pareciendo buena.Pero eso no empaña todo lo bueno que a mi entender tienen Extremoduro, que es mucho”.

-Poncho K.

” Bribriblibli”.

Escrita desde el más sucio rincón del negro corazón de Robe (¿Donde estan mis amigos? 1993).

1298303418_g_0

“Aunque sea una frase ya muy manida, Extremoduro ha sido, es y será la banda sonora de unas cuantas generaciones.Creo que la grandeza de Robe radica en decir y hacer las cosas como le salga del pijo,no hay disco que te deje indiferente, antes con Jesucristo García o Deltoya y, últimamente, con Puta.Personalmente el tema que hace más grande a esta banda  es Bribriblibli , de ¿Donde están mis amigos?.Por entonces, yo contaba con trece años de edad.Es Robe en estado puro, cada frase me agarra de los huevos y me desata.Ya he podido escuchar un tema de lo que será Material defectuoso, el nuevo disco,y me ha vuelto a sorprender.Y seguramente como a mí a un gran número de seguidores que esperan ansiosos para devorar y desmembrarlo en cuanto salga. A estas alturas, va a ser complicado que toda esa masa que hemos tenido un antes y un después con Extremo dejemos de escucharlo, por muy mal disco que sacara, aunque,hasta hoy no es el caso. ¡Aupa Extremo!”.

– La bien querida ( Ana Fernández-Villaverde).

“La vereda de la puerta de atrás”.

Una canción sobre las cruras esperas de los corazones condenados.(Yo, minoría absoluta).querida-presenta

“Una de las canciones favoritas de Extremoduro es La vereda de la puerta de atrás.’Y si fuera mi vida una escalera, me la he pasao entera buscando el siguiente escalón’.Eso por decir una, porque en realidad hay muchas canciones que me gusta mucho, y además las letras son súper bonitas.La canción de So payaso la canté muchísimo en las fiestas de mi pueblo y los pueblos cercanos y, aunque parece mentira, me inspiró en cierta medida cuando escribí Piensa como yo, de mi disco Fiesta (2011). Además ,tuve la suerte de hacerles las portadas de Grandes éxitos y fracasos ( Episodio l) y Grandes éxitos y fracasos ( Episodio ll) en el año 2004. Me alegra muchísimo saber que sacan disco nuevo y tengo muchas ganas de escucharlo”.

– Jairo Zabala (DePedro).

“Salir”.

“Tú, harta de tanta duda.Yo.de preguntarle al viento” Canciones prohibidas 1998.depedro-500x251

“Del repertorio de Robe Iniesta me quedo con Salir, porque cada vez que la escucho me conecta de nuevo con el barrio y con los buenos ratos que pasé allí., con ese estado de animo que te hace vivir el momento y disfrutar lo cotidiano. Robe refleja en sus letras una honestidad brutal que te estruja y te estremece, te hace cómplice de su mundo, lo comparte contigo”.

– Carlos Escobedo (Sôber).

” La hoguera”.

Sobre las mutaciones emocionales.2

“Extremoduro para mí ha sido un referente importantísimo dentro de mis referencias musicales, y si acaso le sumamos el hecho de que sea extremeño , pues es lógico que exista una cercanía aún mayor. Una anécdota llamativa  ocurrió cuando yo debía de tener 13 años  y llegó la maqueta de unos primeros Extremoduro  a un bar de mi pueblo (Villanueva  de la Vera , en Cáceres ). Me gustó muchísimo y , cómo no, tuvimos que versionar todas sus canciones. En definitiva , es un recuerdo brutalllll”.

– Juancho Conejo (Sidecars).

“Golfa”.

“Su piel…¡que me corro si me roza su piel! Robe sin rodeos ni escaramuzas.6808263243_2b15b7102e_b

“Si tengo que elegir una canción de Extremo así, sin pensarlo demasiado me quedo con Golfa de Canciones prohibidas, porque si le dedico un rato a encontrar  y decidirme por tan solo una , me voy a volver loco. Escuché Golfa cinco veces seguidas en función repeat cuando compré el disco.Creo que es Extremoduro al ciento por ciento, Robe Iniesta en estado puro con esa melodía que casi podría ser una nana y al mismo tiempo una letra desgarradora.Pura poesía, una canción cojonuda y un grupo irreemplazable”.

– Pablo García (Los vengadores ).

“Dulce introducción al caos”.

“¿Como quieres que escriba una canción? si ha tu lado he perdido la ambición “. (La ley innata).1016511_10151761001965555_1973367868_n

“Si tuviera que elegir una canción de Extremoduro esa sería sin duda ‘Dulce introducción al caos’, de La ley innata. Desde el primer acorde hasta el último, la escucha pasa por diversas fases , el principio resulta muy tranquilo y bonito , y poco a poco se va llenando de esa rabia que, a mi juicio, es mucho más Extremoduro. El tránsito de una parte a otra resulta completamente natural y a mi me ocurre curiosamente que voy empatizando con este tema a medida que se va desarrollando. Quizás sería mucho más fácil optar por cualquier otro de sus éxitos, los cuales cuando era un adolescente paladeaba con ansia y memorizaba para poder tocarlos en cualquiera de los campamentos a los que fui. Pero frases como ‘ Una racha de viento nos visitó y al árbol ni una rama se le agitó ‘ o `Me olvide de poner en el suelo los pies y me siento mejor’ , evocan una sensación de buen rollo general y de tranquilidad con uno mismo, que me hacen decantarme por este tema. Yo, como Robe, ‘Agarrado un momento a la cola del viento me siento mejor’.

– Rubén Pozo.

“Necesito drogas y amor”.

5

“Es la última canción se su segundo disco , Somos unos animales, el primero que escuche de Extremoduro, el que me voló la cabeza. No había escuchado nada tan bestia, descarnado y poético en la vida.La imagen de un yonqui talentoso de un pueblo perdido de Extremadura me cautivó a mis 15 primaveras. Necesito drogas y amor tiene una intro de guitarra, imagino que de Robe, que como guitarrista me parece muy inspirado. Me encantan sus solos (cuando aún se los hacía él ). Son de esos que acabas tarareando. Melódicamente muy originales. La letra,como siempre, lo mejor. ‘Romper barreras quiero cada día, ya se que no soy Supermán …No necesito alas para volar, prefiero LSD…No es una cuestión sólo de no tener pelos en la lengua, hay que ser valiente y hay que saber escribirlo, y Robe sabe. ¿Como se pueden decir cosas tan bonitas con palabras tan malsonantes?.Robe sabe y ahí es donde nos atrapa”.

– Lichis ( La cabra mecánica ).

“Quemando tus recuerdos”.

Robe ardiendo de poesía y asfalto. “Voy a empaparme en gasolina una vez más, voy a rasparme  a ver si prendo, y recorrer de punta a punta la ciudad”.Fotografías-promo-Lichis-Mariposas_©LAC_18

“Para mi Robe es mucho más que un genio, pues semejante talento solo puede ser fruto de la fuerza de la naturaleza. No por dármelas de seguidor auténtico, si no por los recuerdos personales que me unen a ellos, y siendo muy fan de toda la discografía de Extremoduro, hoy me voy a quedar con los primeros discos. Pongamos Somos unos animales y ¿Donde están mis amigos?, y pongamos por ejemplo Bribriblibli y Quemando tus recuerdos. He cantado solo y en compañía a voz en grito todas sus canciones, ha sido una parte de la banda sonora de mi vida en una época muy feliz”.

– Noni López (Lori Meyers).

“Buscando una luna”.

“Salgo a pasear por dentro de mí, veo paisajes que de un libro de memoria me aprendí”.El inicio de una canción mítica del rock español.Lori-Meyers-Antonio-Lopez-Noni_1053504754_8922315_1534x1024

“Yo escuché a Extremoduro un poco tarde, con el Pedrá y Agila, que es un gran disco.Recuerdo que a muchos amigos no les gustó la manera de enfocar las canciones, con esos arreglos y una producción muy lograda. Creo que Agila tenía muy buenas canciones como Sucede, Prometeo, So payaso , pero yo me quedo con Buscando una luna”.

– Bimba Bosé.

“De acero”.

“Cada vez que te vas, doy la vuelta a todo de una pata” Robe  se da una aleación de acero y se hace más fuerte. (Deltoya 1992).1485172856_385737_1485175921_noticia_normal

“Allá por el 89 escuchábamos a Extremoduro, entre otros grupos, encerrados en la biblioteca de la casa del pueblo en Torre de Miguel Sesmero en Badajoz.Era un descubrimiento y aprendernos todas las letras era nuestro único fin. Hoy sigo escuchándolo y me parece que ha sobrevivido muy bien.Si Pedro Juan Gutierrez y  Charles Bukowski se juntaran para hacer una banda serían Extremoduro.Me fascinan las letras y la energía con la que interpreta Robe. Hay muchas canciones, pero para recordar que yo he vivido allí  me quedo con De acero”.

– Shuarma (Elefantes).

“Ama, ama y ensancha el alma”.

“Quisiera que mi voz fuera tan fuerte, que a veces retumbara la montaña”. Deltoya 1992.1184329_1

“Descubrí a Extremoduro con esta canción del disco Deltoya, en el 92. Apareció en un momento de mi vida en el que necesitaba ser fiel a lo que quería y sentía, en lugar de hacer aquello que los demás esperaban de mí. Algunas frases de esta canción y de este disco me ayudaron a definirme y a no sentirme tan solo.’De pequeño me impusieron las costumbres, me educaron para hombre adinerado, pero yo prefiero ser un indio que un importante abogado’ o ‘Abrir los brazos y la mente’. Creo que las letras y la música de Extremoduro son una parte fundamental de la contracultura española.Uno de esos grupos incomodos y absolutamente necesarios.No me considero un fan , pero nunca les he perdido la pista y nunca me han dejado indiferente, nunca”.

-Bebe.

“Tu corazón”.

Cuando Extremoduro invadieron los institutos y los adolescentes aprendieron poesía…a voz en grito. Somos unos animales 1991.Untitled-59-600x307

“Conozco a Extremoduro desde que estaba en octavo o primero de bup, porque al ser un grupo extremeño, , en Extremadura sonaban todo el tiempo (en los bares, en las casas, en los coches), y tocaban mucho.Mis amigos y mis primos mayores siempre iban a sus conciertos, y en el instituto fue donde yo empece a escucharlos más.Me gustan muchas canciones de Extremoduro, y aunque ya hice una versión de Jesucristo García, hay otra que me encanta porque me trae muchos recuerdos y porque en los conciertos suelo utilizar algunos de sus versos de Tu corazón.También esa que dice ‘ me acuerdo de ti, me cago en tus muertos`, no puedo dormir, me sueño que has vuelto'( Bribriblibli).Esa me encanta”.

– Zahara.

“Extremaydura”

Las raíces de la tierra desde una perspectiva de rock visceral. (Rock transgresivo)..Zahara_04

“Cuando tenía 14 años pasaba las tardes de verano en casa de mi mejor amiga Celia.Allí cantábamos saltando encima de su cama las canciones del disco Rock transgresivo.Fue lo primero que conocí de Extremoduro, y el recuerdo de sabernos de memoria todas sus canciones perdura en mí como uno de los mejores momentos de ese verano.De todo el disco me quedo con Extremaydura, por la gracia que me hacía entonces y porque aún hoy puedo cantarla de principio a fin”.

– Huecco.

“Jesucristo García”.

Una de las canciones más significativas de la carrera de Iniesta, ya presente en aquella mítica maqueta. (rock transgresivo 1989).hueccoperfilThumb_4

“Concreté la fecha de mi muerte con Satán.Le engañé y ahora no hay quien me pare… Robe es extremeño como yo, y eso ya crea ciertos vínculos.Cuando salió ese disco a finales de los 80, todos lo flipamos.A mi me marcó mucho. ¿De dónde había salido este tipo?, nos preguntábamos mientras sonaba este tema, mi favorito, en los bares de copas de los pueblos de las Hurdes, por donde salíamos de marcha. Fue muy impactante escuchar esa mezcla de folclore extremeño con rock callejero y urbano.Robe es único “.

– Kike suárez “Babas”.

“Decidí”

“Va a subir la marea y se lo va a llevar todo, no veas si noto la fuerza, yo creo que soy un toro”.Robe revolviéndose.(Rock transgresivo).Kike-Suarez-680x365_c

“Diferentes canciones de Extremoduro me marcaron mucho durante su primera década de existencia, supongo que por esa manera tan visceral, poética y viciosa de entenderlo todo.Evidentemente de su primera maqueta, que me envió Robe en el 89, cuando yo era un niñato que escribía mi propio fanzine, tengo todos los temas interiorizados, tanto que los podría cantar de memoria aunque haga años que no los escucho.Podría destacar mismamente Decidí, cuando tienes 19 años y alguien te canta a ritmo de rock duro eso de ‘Decidí aprender a hacerme yo la maleta para poder vivir, hoy lloré, se me habrá metido un poco de arena, eso no es para mí’.Vives hasta la nausea, ese mensaje de independencia y fortaleza.Los años me enseñaron a hacerme yo las maletas, aunque descubrí que las lagrimas no eran por culpa de la arena”.

-Enrique Bunbury.

“Tango suicida”.

“Admiración entre rockeros españoles.El ex líder de Héroes del silencio colma de elogios al jefe de Extremoduro. Y elige su última obra.Y advierte ‘Robe es Robe, y tú no'(.Material defectuoso 2011).fgfbvwf

“Extremoduro saca nuevo disco y siempre es una buena noticia que Robe y los suyos nos ofrezcan y deleiten con una nueva entrega.Las canciones y los versos de Robe nos han acompañado durante las dos últimas décadas y han dado en la diana de nuestros corazones con frases que utilizamos en nuestra vida cotidiana para expresar mejor lo que sentimos y expresamos. Que un grupo de rock en nuestro idioma esté, 20 años después, en su mejor momento, no es habitual y es de celebrar. Que su mejor álbum en mi modesta opinión sea La ley innata, esta última entrega, es un orgullo y una confirmación para los que creemos que el rock no es una niñeria.Ahora llega Material defectuoso , y solo nos queda limpiarnos las orejas (sobre todo los muchos que escuchan los discos con una carga pesadisima de prejuicios) y ante el maestro mostrar admiración, respeto y silencio. Y recordad, Robe es Robe , y tú , no”.

 

————————————————————–

“Camisa de flores en la Puerta del Sol”.El día que Los Kikes entrevistaron a Roberto Iniesta en 1989.

Relato extraído del libro “Nadie come del aire” de Kike BabasKike TurrónAlberto Rahim y Belén de Santiago editado por Subterfuge en 1998.

Corría el año 89, yo compraba por entonces el “Boogie”, una revista musical quincenal de formato periódico y a color (que no tardó mucho en irse al garete tras intentar hacerse mensual). No estaba mal. Tenía un apartado de maquetas que era una de mis secciones favoritas, era la manera de hacerme con novedades. Según fuese el comentario calculaba si el grupo me iba a gustar o no; después llamaba a los elegidos les decía que era de una radio libre de Madrid y que me interesaría que me mandasen una maquetilla para pincharla y tal y tal. Era mentira. No tenía hora en ninguna emisora de ningún tipo. Pero si me molaba el grupo lo movía entre los colegas. Era lo mínimo. Así contaba con los primeros balbuceos de bandas como Curro y los Bandoleros, Vancouvers, Rio, Autoblús, Los Malvados o Doble Cero. Por entonces la telefónica no mandaba las facturas desglosadas en llamadas, así que los viejos no notaban nada en la cuenta. En Mayo de ese año recibí una cinta de Cáceres con un grupo de nombre feo (eso me pareció): Extremoduro. Sin embargo el contenido era un verdadero tesoro, rock duro casi urbano que ya había oído en grupos como Leño o Barricada, pero con unas letras buenísimas, muy a corazón, exposiciones abiertas de la sabiduría que da el fracaso, rimas burdas, toscas, enlazadas con ingenio de perro callejero. Palabras que no se cortaban ni media pero que producían un punto de ternura y complicidad. Francamente guapo.

Hablé un par de veces con el líder de la banda, un tal Roberto: me pareció un tío simpático, tenía una voz achicharrada, de arrastre macarrilla, de tú a tú, como de toda la vida. Me enteré que tenía un par de chiris, me dio el teléfono de la casa de su vieja porque según me dijo él, era un culo de mal asiento y andaba siempre de acá p’allá. “Debe ser un menda talludito”, pensé.

Pasé la maqueta entre los colegas. Gustó poco a poco. Kike Turrón se grabó al principio tres de las seis canciones, al final él y Erick se las cantaban todas de pe a pa. Al Capipo nunca le gustaron: “mis padres me han inculcado unos determinados valores religiosos…”, se disculpó. Menudo cerdipotis!

De todos los músicos que conozco, Roberto Iniesta es el que más lejos ha llegado. Y cuando hablo de llegar lejos hablo de dinero. Es innegable que su nivel compositivo y lírico alcanza cotas muy altas.

Quiero por ello en estas líneas rememorar el primer encuentro con él. Porque en cierta forma fue un poco el principio de todo. Para ambos. A nivel simbólico se entiende, pues las vías y las ideas ya estaban ahí. Pero aquella feliz casualidad a nosotros nos dio un nombre y un ejemplo claro de que el-que-la-sigue-la-consigue, aunque tengas la lengua toa llena de pelos, o pongas la sangre al servicio de la toxicidad. 46672544

La primera vez que nos vimos fue guapa, ya se encarga él de recordármelo cada vez que vamos pedo: “pero si erai’ uno’ niñato’ cuando sus conocí…os vacile bien con lo de la Julieta, eh?” y se parte la polla. Fue hace nueve años, el tal
Roberto me llamó diciendo que venía a hacer promo a Madrid, que si lo entrevistábamos y tal. Claro, claro. Debía ser la primera vez que hacíamos una entrevista concertada, como los de verdad, y aún no pertenecíamos a ningún medio. “Oye, y dónde quedamos y cómo te reconoceré?” “Podríamos quedar en la Puerta del Sol, porque yo de Madrid no conozco nada. En el kilómetro cero. Llevaré una camisa de flores”. Fuimos el Turrones, el Erick y yo con papel y boli, con cuatro o cinco típicas preguntillas. Nos íbamos partiendo la caja “joder, un cantante borroka con camisa de flores ja, ja, ja…” Llegamos a Sol, con un peta y un litro, “sabía que iban a ser ustedes desde lejos”; flaco, curtido, con los dientes comidos, la piel pegada a los pómulos, el pelo desgreñado, un tío nos saludó. Desde luego, llevaba una camisa de flores, pero una de esas que venden en los rastrillos de barrio, grises, con floripondias grandotas y desgastadas, recuerdo que me pareció más eso, un vendedor de frutas o bragas de rastrillo pequeño que el genial escupidor de certeras e irreverentes historias, de versos borrachos. Nos fuimos a un bareto cercano a hacer la entrevista. No llevábamos un duro pero nos invitó. Nos sentamos en una esquinita, empezamos a charlar, “probad el costo de mi tierra”, un hachís seco y duro, como su vida, como su palabra. Asistimos al espectáculo del Robe más camelador, respondía con pelos y señales a cada cosa, demostrando en cada respuesta que iba a saco y a por todas. Nos enamoró con historias de su pasado, un estar de vuelta que le llevaba de vendedor de chucherías a yonki, de trapichero de choco a chulo putas. Ciertas o no, resultaban magníficas y las contaba con mucha gracia. Maneras castúas, digo yo. Nos recitó varios poemas nuevos, nos canturreo la letra de esa canción que tanto gustaba a los de su pueblo pero que no le había cabido en la maqueta: “me levanté/ hasta los huevos de vivir /te vi pasar/ y ahora ya he vuelto a sonreír”. Nos la aprendimos. Nos ganó como persona, se hizo querer. Una atractiva individualidad que ha sabido traspasar a sus temas, de ahí su éxito.

Acabó nuestra entrevista. Tenía otra. Quedamos en media hora para fumar otro peta. Nos habíamos caído bien.

Tras el porro nos despedimos.
-“Nos vamos, tío, que nuestro barrio está muy lejos”.
-“¿Donde vivís?”, preguntó.
-“En Hortaleza, el barrio, el antiguo pueblo”.
Los ojos le brillaron maliciosamente un instante -es algo que le pasa cuando se le ocurre una gracia o una buena idea-, y dijo, como quien lanza un órdago -“¡VOSOTROS LE PILLAIS A LA JULIETA!”.

Nos quedamos de una pieza ¿como podía saber el nombre de nuestra camella?
-“Jode’ si e’ que soy el primo del Coca”.

Acabamos.

La banda que lideraba era cojonuda, él mismo resultó ser un prenda perita y encima tenía familia en Hortaleza! El mundo es un jodido pañuelo. También conocía al Fredi, a la Mar, al Trespi, al Colorao y a todos esos macarrillas que nosotros aun no tratábamos, pero que conocíamos de vista del parque, de cuando bajábamos a pillar a la Julieta. Ni que decir tiene que nos reímos un rato y nos fuimos todos juntos a casa.

———————–

 

ENTREVISTA:ROBE INIESTA, CANTANTE, COMPOSITOR Y LÍDER DEL GRUPO EXTREMODURO “En este país, si no ocultas las cosas eres un demonio”. Año 2008.

Alivio: hoy la fiera está tranquila. Sólo cuando recuerda a qué hora ha sonado el despertador, la luz que despide su rajado rostro desaparece oculta por pesados nubarrones: “Hoy me he levantado a las 8.30 y ha sido una gran putada”. Robe Iniesta, extremeño de 46 años, no deja el aspecto de marginado de poblado a pesar de que su grupo, Extremoduro, le ha permitido vivir de una forma cómoda.

Capaz de repartir a partes iguales poesía extasiada y conmovedora (“la vida es roja si te vas / y me derrota igual que en los sueños”, canta en su último disco, La vida innata, el primero en seis años) y macarradas (tituló su álbum en directo Iros todos a tomar por culo), este hombre asilvestrado dice hacer lo que le da la gana. En noviembre acaba una gira por España con pabellones repletos. Ésta es la única entrevista a un medio escrito diario. Por eso se ha levantado tan temprano.

¿Le ha dicho alguien a la cara que su nuevo disco es malo?

R. No, malo no me ha dicho nadie que es. Me ha pasado lo mismo que cuando te hablan de una película que es muy buena. Lo más normal es que salgas del cine y digas: “Bueno, tan buena no era. No es la repolla”.

Lo que sí ha ocurrido es que su álbum, La vida innata, fue número uno en ventas la primera semana, y luego se lo arrebató el de Melendi.

R. Bueno, está claro que hay música para mayorías y otra para minorías. Hay géneros más fáciles de escuchar, y el rock no está entre ellos. La rumbita y el rollito éste que hace Melendi sí.

¿Le gusta Melendi?

R. Bueno, no me disgusta.

¿Cómo lo pasa un creador cuando se acuesta por la noche y no le ha salido ninguna canción, y así hasta seis años?

R. Muy mal. Frustrado, totalmente frustrado. La primera noche lo pasas mal, pero si empiezas a sumar noches y llegas hasta seis años, es como un pozo. Me ha salvado un poco que he estado escribiendo prosa. Si no, no sé lo que hubiera pasado. He escrito un libro.

¿Probó algún truco para atraer a las musas?

R. La gente me decía de todo. Un colega me dijo que me pintara un huevo de cada color, que a él le funcionaba. Y estuve a punto de hacerlo pero tuve un ataque de serenidad y lo rechacé.

¿Ya ha terminado el libro? ¿De qué trata?

R. La historia ya está escrita. No es una autobiografía, no es de música, no es de Extremoduro ni de rock. Es una novela donde he intentado cuidar bastante el lenguaje y yo creo que en ese lenguaje se me reconoce.

¿Tiene miedo de enfrentarse a los críticos literarios, que seguramente no han escuchado mucho a Extremoduro?

R. ¿Miedo? Bueno, no sé. Es como montar en avión. ¿Te da miedo? Está claro que no te gusta y estás deseando bajarte, ¿no?, pero te montas. No es miedo, pero sí que me pregunto: “¿A ver si dice todo el mundo que es una puta mierda?”.

¿Escribe por las noches?

R. Sí. Empiezo después de cenar y estoy hasta las cuatro de la madrugada. Me siento mejor, más despierto, no hay teléfonos ni cosas que te molesten, no va nadie a verte. Me suelo levantar sobre la una. Cada uno tiene su propio reloj y éste es el mío…

¿Es usted romántico?

R. Sí, claro, supongo que sí.

Hay una frase en su nuevo disco muy pesimista con el mundo actual: “Si quiero ir a la moda, necesito una pistola”.

R. Vivimos en un mundo de violencia que está por todos lados. Matamos a nuestras mujeres, a nuestros vecinos, a los de nuestro pueblo, a los del barrio contrario. La violencia está en todos los lados, empezando por el colegio.

Una de las cosas que se cuenta de usted es que recientemente cursó una carrera.

R. No. Lo que pasa es que estuve estudiando un poco, necesitaba un poco de soltura y estuve un año estudiando gramática y latín. Fue por la UNED.

¿Latín?

R. Sí, aunque ya se me han olvidado las declinaciones. Me divertía hacer traducciones. Memorizar cosas no me gusta. Meterte cosas en la memoria no tiene sentido, como las declinaciones. Cuando hago una traducción de un clásico como Cicerón, cojo el diccionario, miro las declinaciones y lo traduzco. Es que nos intentan meter demasiadas cosas en la cabeza.

Dicen que el saber no ocupa lugar.

R. Falso. Si te tiras cuatro horas estudiando, te ha ocupado lugar y tiempo. Y el tiempo es sitio. Hasta los griegos lo sabían: el conocimiento objetivo no vale demasiado. Hay que tener un conocimiento más intuitivo.

¿Escritores de cabecera?

R. No tengo escritores de cabecera. Leo de todo: Cicerón, Harry Potter o lo que sea.

¿Cuál es el disco que más veces ha escuchado?

R. Seguramente los de Lole y Manuel. No sé por qué. Y en cuanto a rock, pues todavía escucho de vez en cuando a AC/DC.

La leyenda negra de Robe: las drogas, los conciertos caóticos, la alergia a los medios…

R. He vivido siempre como me ha dado la gana. Lo que pasa es que vivimos en un país muy moña en el que hay tantas cosas que no se pueden hacer ni decir que parece que si no ocultas las cosas eres un demonio. Se mete cocaína la mitad de la población, pero lo hace a escondidas. Y, de repente, lo hace un tío, lo dice y la gente grita: “Eh, mírale, ése es el que se la mete toda”.

Carlos Marco .Madrid. 30 septiembre 2008.

Fuente: El país.

EXTREMODURO: Desparrame total en la Sala Vértigo (Castelldefells) Barcelona año 1993. Entrevista a Robe. Revista musical El huevo gordo (parte ll).

Tras la actuación de Extremoduro en la Sala Vértigo donde el público salió descontento por el descontrol del grupo, quisimos saber qué había sucedido allá arriba, encima del escenario y hablamos con Roberto Iniesta.Vocal, alma y poeta con encanto, a veces y, dureza, muy dura , otras.Comenzamos la conversación un poco fríos…

H.G.-Que pasó en Vértigo?

R.I.-Los conciertos con un solo grupo se hacen cortos.Hicimos dos pases, como hacemos siempre, tocamos 8 ó 9 temas , nos vamos a descansar un ratito y tocamos otras 8 ó 9 más.Recuerdo que le había preguntado a Tomás (de Vértigo) que hasta que hora podíamos tocar y me dijo “Hasta las 10 de la mañana podéis hacer lo que queráis”.Entonces, después de hacer nuestra actuación (eso para nosotros es una actuación) salí a explicarselo a la gente qué como había tiempo y no había habido problemas, podíamos seguir hasta las 10 de la mañana. Y no sé si la gente no lo entendió, pero empezó a tirar piedrecitas y el del equipo de sonido recogió y se fue. No sé que punto tendría la gente al entender esta historia.

Respeto a las actuaciones de Extremoduro son así; son salvajes, salen unas veces , otras no salen.Te podría contar que ese día hubo muchos problemas.Que fue el primer día que no iba SALO …llevábamos un guitarra nuevo.

Te podría contar que no tenía allí mi guitarra por causas que me dan yo que sé qué hasta contártelas.Todo se jodio un poco ¿no? las actuaciones de Extremoduro son un poco así; a lo bestia, a lo salvaje

.Sin título.kkhyu

Con la gente, pues bueno; cuando me mosqueo con la gente, pues me mosqueo.Me jode tener a la gente como borregos y ,últimamente los veo bastante así  ¿no?

H.G.- Había quien comentaba que os había visto dos o tres veces y que prácticamente habían visto siempre lo mismo en el escenario.

R.I.- Hombre, claro. Lo mismo, un descontrol ¿no?

H.G.- Si.

R.I.- Claro, pues es eso.De eso es de lo que se trata. El que quiera escuchar música de Extremoduro que se quede en casa y escuche el disco.Si vas al concierto es para desparramarte y lo que paso alli, al final, es que no hubo un buen punto.Pero, los conciertos suelen ser divertidos aunque sea un desparrame, totalmente.

H.G.- Acabáis de sacar un disco (Donde están mis amigos) y por lo que he oído está bastante bien.Cuentame..

R.I.- Ha sido ya con la gente nueva.Ya no está el bajista de antes, no está Salo tampoco.Hay un bajista de Rubí .Ahora somos todos de Rubí. En el disco está todo lo nuevo, con dos bajistas.Hemos grabado con la misma compañía que el otro (DRO), en el mismo estudio en Madrid.Que ha salido esta semana…

H.G.- ¿Qué temas tiene? ¿cuantos?

R.I.- Tiene 11 temas.Han colaborado de Reincidentes Fernando, el vocalista y Selu que ya no está con ellos; Iñaki de Platero y tú; Belén , que ya ha cantado en otros discos y Poli de Akulu.

Canto los temas enlazados unos con otros que es más o menos la línea del tercer LP (Deltoya); temas fuertes y otros suavecitos.

H.G.- Como ves tú desde dentro ,tú que grabas y ves como está el negocio. Hay muchos grupos en la calle y se invierte poco en ellos … ¿que opinas?

R.I.- Está clarisimo; hay cuatro grupos que se lo comen todo porque las compañías solo invierten en cuatro y se gasta mucho dinero en su publicidad.Hay un montón que no se comen nada.Los que estamos a base de tocar cada fin de semana vamos tirando adelante y cuando te quedas una sin tocar, pues las cagao. Las compañías están jugando un poco a la lotería : a coger muchos grupos, a gastar muy pocas pesetas en ellos y a esperar a ver si salen un poco por si solos.Promociones escasas, producciones de mierda, haciendo los discos en muy poco tiempo, con el mínimo dinero posible y sacando los máximos grupos.

Las compañías, al igual que los managers, tienen muchos grupos y viven. Pero los grupos somos unos poquitos los que tocamos todos los fines de semana y, te vas manteniendo…Pero hay montones de grupos.Por otro lado cuando pones un disco se nota si hay una buena producción o no y, en una radio da gusto poner cosas que suenen bien y jode poner algo que, aunque sea muy bueno, tiene mal sonido.

H.G.-¿ Como lo tenéis con todo este tinglado?

R.I.-Vamos haciendo dígitos.Cada disco parece que sale con mejor sonido que el anterior.Estamos con una de las compañías más competentes que hay y la idea es seguir haciendo discos y seguir tocando.

H.G.- ¿ Tenéis firmado contrato por un disco más?

R.I.- SI, tenemos un disco más firmado pero bueno, los contratos yo me los paso por el culo, totalmente.A ellos se lo dije nada más entrar en la compañía.De echo el primero que tuvimos con AVISPA era por tres años y solamente grabamos un disco. Y de la segunda compañia también pasamos. Ahora vamos con la tercera que es la única con la que hemos repetido disco. Luego según se enrollen con este, así haremos…

H.G.-Vamos, pensais estar mucho tiempo dando caña…

R.I.- Descarao.Los discos no se.Pero tocando en directo , si. Lo que pasa es que hace falta tener disco para que se llenen un poco los conciertos.kojouuyctex5

H.G.-Luego cuando termine todo, todo, todo y digas “Ya estoy medio retirado ¿como te gustaria que te recordaran como poeta o como músico?

R.I.- Yo soy poeta, músico por obligación.Tampoco te puedes oponer a recitar con los tiempos tan rápidos que vivimos.Una canción se le aguanta a cualquiera pero como se te ponga a contar la mejor poesía del mundo, seguro que me dices; vale, Robe, callate ya. Músico por obligación, por decir que tienes que sacar lo que llevas y te vas adaptando como guitarrista y como cantante.Así, sobre la marcha.

H.G.- ¿Dime algo sobre las drogas?

R.I.- Muy buenas todas .

H.G.- ¿Y sobre el sexo?

R.I.-También, todo muy bueno.

H.G.- ¿Y sobre el Rock and roll?

R.I.- Pues también…Que tres cosas me preguntas.No crees que es un poco temprano para hacer preguntas tontas.

H.G.- Y ¿Sobre El huevo gordo?

R.I.- Los del Huevo gordo sois unos cabrones.Vaya una crítica ¡desgraciaos!Nada, que a ver si nos hacéis mejor crítica en Zeleste.

H.G.- Si, hombre…

R.I.-No os vamos a dejar entrar (risas).

H.G.- A ver si nos pasais entradas.

R.I.- ¿Entradas? ese día vamos a poner un portero para vosotros…A ver si ese día lo enmendamos un poco.De todas maneras, te digo, que la historia va de desparrame.No esperes ver un grupo, canción tras canción.No.Siempre tiene que pasar algo.

H.G.- ¿Como crees que la gente os va a ver?

R.I.- A ver que pasa…con un poco de morbo.A ver que se rompe hoy…qué cojones pasa.Un poco es así.Va sobre la improvisación; los conciertos, los discos también.

H.G.-Quizá el público está acostumbrado a ver bandas de fuera,todo correcto y con buenos sonidos.

R.I.- Si claro, claro. A veces puede resultar muy bien como nosotros hacemos y a veces como tu dices ,puede resultar extraño.

De todas maneras, quizá tenias un poquito de razón pero, solo en una cosa¿ eh? en lo del agujero negro.Eso es lo único.

H.G.- Es lo que nos pareció pero eso puede provocar que el público reaccione muy mal.

R.I.-El público no entendió lo de tocar hasta las 10 de la mañana.Lo que quiere decir que después de la actuación íbamos a descansar un rato y tranquilamente volveriamos a la carga hasta las diez

.Sin títuloÇ`pOi0´9i7654e

H.G.- Tal vez la gente esté más acostumbrada a los conciertos de una hora y luego largarse a casa.

R.I.-Pues claro;ni te paras ni nada;simplemente lo haces de seguido y …quizás, ese día podía tener malas vibraciones, pero hubo muchos problemas y seguramente todo influye.Para mi aquella actuación era un poco salvar el tipo…si falla el guitarra, pues es igual cojo la guitarra y canto yo.No voy a suspender la actuación.Eso nunca lo he hecho y nunca lo haremos.

H.G.-A lo mejor la gente no supo entender esa entrega.

R.I.-Los conciertos nuestros son como las actuaciones de Curro Romero.A veces sale todo de puta madre, a veces percudío.

H.G.-Lo bueno es que la gente sepa como son vuestras actuaciones, la estructura de las mismas…

R.I.-Creo que si, que la gente entiende el punto, lo que pasa que a veces no deja de cogerte de sorpresa.Están acostumbrados a los grupos guiris, todos tan correctos, tan medido y tan cuadriculado.Bueno y no solo los de fuera, incluso los españoles tienden a eso, super ensayao y super matizao.

H.G.- ¿Tienes algo más que añadir que se te ocurra?

R.I.-El 8 nos vemos en Zeleste, a ver como sale la cosa, supongo que saldrá mucho mejor.Después de ese día de Vértigo suspendimos todos los conciertos hasta Septiembre que hemos empezado a presentar el disco.Un poco por los desbarajustes. A ver si me entiendes, me da un poco por culo la crítica pero veo que tenéis cantidad de razón.Por que para mi ese dia, fue salvar el tipo y, hombre, demasiado que hicimos.

H.G.- Estuvimos hablando con gente de por aquí que os ha visto, que os conoce y se queja un poco porque sois un grupo con una responsabilidad, tenéis que dar un material. Y en directo tenéis que responder mucho mejor de lo que respondisteis aquel día.Pienso que es lo que se echa de menos de una banda que puede tener unos directos bastante potentes.

R.I.-Son distintas maneras de verlo.Algunos conciertos nos salen muy serios; a algunos les gusta , a otros les parece soso.Pues a mi no me gusta.A mi me gusta cuando nos desparramamos y cortamos una canción y empezamos con otra y seguimos por la mitad e improvisamos un cacho,A mi me gusta el desparrame.

Hay gente a la que no le gusta que se suba el personal al escenario; dicen que ellos han pagado por vernos a nosotros u al final solo ven al público que se había subido. A mi me parece cantidad de divertido.Yo desde luego, no pienso hacer caso de nadie y seguiré haciéndolo como salga.Creo que en directo hago lo que me sale , simplemente.Y si estoy un poco mejor de punto pues me sale un poco mejor. Y si voy más bajo, pues me sale un poco peor.

Pero ¡bueno! esto es culpa vuestra, de toda la humanidad (risas).

H.G.- Bien dicho.Nos vemos en Zeleste.

R.I.- Vale.Chachi.

En un ambiente más distendido, acabamos mejor que empezamos.Entendiéndonos más.Roberto a nosotros por nuestra crítica, nosotros a él por ser como es.

Fuente:Revista musical El huevo gordo .Año 1993.

 

 

 

Extremoduro:Entrevista a Robe después de la salida del disco”Canciones prohibidas” 1998.

Esta entrevista fue hecha nada más sacar a la venta “Canciones prohibidas”,un disco donde Robe Iniesta a vuelto a volcar, como si de una vomitona se tratara, todas sus nuevas composiciones. Un disco donde ha vuelto a forzar la máquina de la imaginación, para lograr subir un escalón más, en su lucha particular.

¿Cuando alguien empieza a ser famoso, empiezan a ofrecerle hacer ocas curiosas. A ti también te ha sucedido esto?

“Pues si, la verdad es que me han ofrecido o me han llamado para cosas raras. Colaboraciones para discos en directo y cosas así, pero no te voy a decir nombres de grupos, pero si. También hacer programas raros de televisión, tonterías o debates que no llevan a nada y cosas así. Cuando la gente te llama porque has vendido diez mil discos y estás saliendo en los periódicos y van buscando solo eso y no van buscando a Robe pues los mando a tomar por culo muy tranquilamente. Sólo hago cosas curiosas o cosas que me guste hacer. Pero de las estupideces paso”.

¿En este último disco notas que hay algo de PLATERO Y TU?

Yo no lo noto, lo noto porque me lo dices tú y me lo dice la gente y es Lógico. Iñaki es una parte importantísima de Platero y también es una parte importantísima de Extremoduro. Tan importante es en un grupo como en otro. Si fuera una persona que aportara menos a los grupos pero Iñaki aporta muchísimo. Pero en su forma tan especial de tocar, en cualquier disco que tocara, sonaría a Platero”

¿Y en Platero Y Tú, tú crees que puede haber algo de Extremoduro?

“Hombre no sé, quizás en el último disco de PLATERO Y TU, he notado que las letras son un poco más intimas. A lo mejor yo he tenido algo de influencia con comerle un poco el coco a Fito y quitarle
inhibiciones de hacer las letras más claras. Cuando estamos juntos y hacemos cosas juntos pues se tiene que notar un poco es normal”

¿De nuevo has vuelto a cambiar la banda, por qué Mon, tu bajista en los últimos años, ya no está en el grupo?

“Bueno, él ha hecho su historia en solitario y está ahora con ello. El ha querido hacerlo y lo ha hecho. No puedes hacer un disco y no tocar. El ha grabado un disco que se llama ‘Sinvergüenza’ y ya se está comercializando y ahora empieza a tocar. Es lo más normal del mundo”.

¿Siempre se ha oído que es muy polémica tu relación con los músicos que pasan por tu banda, es así o sólo es la apariencia? Las culpas se reparten?

“La verdad sobre estas cosas no me gusta hablar porque no viene a cuento que yo ponga verde a un tío. No es por el caso de Ramón, hablo por otros casos. No viene a cuento que yo cuente con pelos y señales lo que ha pasado cuando esas otras personas no se pueden defender ante lo que yo pueda decir. Además creo que son cosas que a nadie le interesan.
Os puedo decir que siempre he tenido muchos problemas, pero siempre he tirado pa’lante, de una manera o de otra y me he quedado sin grupo por completo como cuando se quedó Mon conmigo y nos quedamos los dos solos y tiramos pa’lante. Pero lo de Ramón ha sido por su historia, porque quería hacer un disco en solitario”.

¿Ya tienes nuevo bajista?

Bueno es un poco pronto. Ahora vamos a empezar a ensayar. No te puedo decir un nombre porque yo si tengo alguno en la cabeza”.

¿Algún bajista anterior?

“Bueno, anterior… -se queda dudando Robe-… anterior, bueno, ha tenido relación con el grupo. En cualquier caso en cuanto lo tenga lo sabréis. Tú sabes que a mi me gusta muy poquito las cosas con la prensa, que te hago esta entrevista porque eres tú y sabes que yo hago una rueda de prensa cuando hago un disco, se presenta una nueva gira, un cambio de formación, pero nada más. Lo del bajista ya os enteraréis”.

¿El otro día en la rueda de prensa lo primero que hiciste fue arremeter contra tu antigua compañía, temes algo de ellos?

“Pues no lo sé, llevan con una grabación que hice para un disco y un ensayo que hicimos en una tarde, han hecho cinco discos. Cambiándole el nombre, cambiando lo de dentro. Poniendo en vez de ‘Somos Unos Animales’, ‘Como Animales’. Cambiando por todas y demás y ya llevan cinco. sólo son dos grabaciones y llevan sacadas cinco, no sé porqué no van a hacer seis, fácilmente pueden hacer seis. Una gente como esta que no tiene escrúpulos, puede hacer eso. Por un lado quiero avisar a la gente de que no compren esas mismas canciones. La prueba para no comprar una grabación que no
sea reconocida por mi es comprobar que en los suyos no viene las letras, encima son unos rácanos. Yo estoy en contra del pirateo, pero una cosa es el pirateo de un tío que te graba un concierto, que es algo interesante para la gente y otra cosa es el pirateo de tu primer disco y del segundo que lo combinan el nombre y el orden de las canciones. Eso me parece engañar a todo el mundo, es como para meterlos en la cárcel Me mosquea que la gente siga haciendo esas cosas que la gente luego todo lo asimila por el
grupo y tu imagen es la que sale dañada. A mi me gusta darles el palo un poquito para que los grupos sepan dónde se meten. Lo malo es que cuando un grupo firma con una compañía, firma todo y cuando yo firmé mi primer disco, firmé todo y no lo leí porque no me hacía falta leerlo. Porque no me podía quedar en Plasencia que es lo que le pasa a todos los músicos. Hay un tanto por ciento muy alto de compañías que se aprovechan de los músicos. Bueno, en general todas se aprovechan, cuando vas tirando un poco pa’lante es cuando los vas apretando tú los tornillos y cuando vas mejorando los
contratos, pero de principio son unos contratos que son vergonzosos. A mi hay chavales que me traen contratos para que los lea y algunos realmente vergonzosos, es como para evitarlos. Hay que avisar un poco a los músicos de cómo es cada uno. Creo que si los músicos hiciéramos todos eso, contar cómo nos dan el palo a cada uno, aprenderíamos de nosotros mismos de los palos de los demás”

¿A partir de cuándo crees tú que se produce el despegue de Extremoduro?

“Creo que no ha habido ningún despegue”

¿Crees que ha sido pasito a pasito?

“Si, por supuesto que si. Este es el octavo disco y no creo que haya habido ningún despegue. Puede que haya habido un despegue para la gente que haya abierto más los ojos”.

¿Pero tu compañía también ha apostado más por ti desde hace unos años?

“No, la compañía como todas las compañías, cuando saca dinero invierte dinero, pero creo que ha sido una labor de tiempo. En ningún caso ha habido un cambio fundamental. Porque podríamos Iñaki, pero Iñaki siempre ha estado a mi lado. Yo no he notado nada que haya pasado excepcional. Simplemente, que poco a poco lo ha ido conociendo cada vez más gente, haciendo un trabajo bueno. Porque no creo que ninguno de mis discos sea malo, habrá unos mejor que otros pero estoy orgulloso de todos los discos. Cuando un grupo va haciendo poco a poco un disco, otro, otro y otro, eso al final tiene que salir. No creo que haya habido ningún salto en nada que hayamos hecho nosotros, si acaso, la gente que de repente haya dicho ” Coño!! Mira esto que hay aquí!!” Yo personalmente no he hecho ningún cambio en un disco con respecto a otro. Ninguno”

¿Recuerdo que cuando grabaste tu primer disco tuviste que pedir el dinero a muchos colegas de tu tierra para costeártelo. Ahora cuando vendes tantos discos y te los encuentras, qué te dicen?

“Bueno los veo cuando voy al pueblo y me dan la bulla oye: “Oye tú. A mi no me diste el disco” (risas). Yo que sé, erais tantos, que alguno se me olvidarla (risas). Bueno es bonito, a mi me parece una historia muy bonita y hoy en día con la técnica que existe es más fácil hacerte tú las cosas por tu cuenta. Pero lo importante es salir, sobre todo cuando estás en sitios tan cerrados. Porque los grupos que están en Madrid, un día puedes tener la suerte que un día toques en un sitio y te vea alguien, alguien que te viene a ver y tires pa’lante. Pero cuando vives en sitios como Extremadura o muchos sitios perdidos de España, cuando estás viviendo en sitios tan cutres, aunque toques en directo no te va a ver nadie. Necesitas, por cojones; tener una grabación, tener un disco que medianamente se vaya llevando a los sitios, aunque lo tengas que mandar tú o hacerlo como sea. Necesitas tener una grabación para enseñarla”.

¿Estos son los consejos que le das a la gente que te pregunta?

“Claro, mucha gente te llama y te pregunta y les cuento las cosas que me han pasado. Lo importante es tener algo en la calle”.

Sin títuloMMG TRW
Iñaki Uoho caracterizado para la portada del disco “Canciones prohibidas” El hombre del saco.

¿En este último disco ‘Canciones Prohibidas’ amenazas en los créditos cuando dices “… espero que sepáis apreciar nuestro trabajo, sino el próximo va de experimental y lo grabamos en una semana…”
Por qué? ¿Porque te presionaban mucho las últimas semanas? ¿Porque te has relajado mucho en la grabación?

“Porque hemos currado como cabrones (risas). Espero que la gente se de cuenta de ello. Las canciones pueden ser mejores o peores pero luego hay otra cosas que es currar, estarte horas de estudio, quererlo dejar bien, tener responsabilidad por dejarlo bien, repetir las cosas una y otra vez por quererlo dejar bien y hacer las mezclas bien, la producción… Hemos mentido un montón de instrumentos, un montón de cosas. Ha sido mucho trabajo”.

¿La compañía estaba nerviosa porque tardábais en entregar el producto?

“Hombre, nerviosos, no, lo que pasa es que el tiempo es dinero. Y la compañía nos ha dado cuartelillo, bastante cuartelillo. Fíjate, eran dos meses lo que estaba prevista la grabación y han sido tres meses y medio. La compañía nerviosa no. Si hubiera estado nerviosa, hubiera dicho: “Mirar chavales, la semana que viene tiene que estar esto acabado y ya está. La compañía me ha dado mucho “cuartel” y se ha enrollado de puta madre. Me parece que… Io he dicho muchas veces, “en el país de los ciegos, el
tuerto es el rey” y yo desde luego DRO en este país de lo mejorcito se enrolla. Bueno lo que quería, simplemente, es que la gente se diera cuenta de que aunque haya muchos criticas por ahí que digan que cuando estás en lo alto haces las cosas pensando menos o con más tranquilidad, diciendo “Bah! Esto se lo traga todo el mundo!” Creo que es al contrario, la historia te repercute al contrario, te da más responsabilidad cuando ves que hay más gente detrás de ti y lo quieres hace todo mejor”.

¿Cambiando de tema, has visto la película ‘Barrio’? ¿Sabes que hay un tema tuyo?

“Si, me lo han dicho, lo que pasa es que cuando la gente deja de ser músicos y se convierte en compañía discográfica, empieza a ser como compañía discográfica. Yo pensaba que esto de la película, pues lo normal, que me iban a llamar a mi, me hubieran preguntado, o me hubieran dicho que iban a meter un tema mío en la película. Creo que es la manera de hacer las cosas, preguntar primero al autor. Pero en vista de lo sucedido, no me ha llamado nadie ni nadie me ha preguntado si quiero meter mi
música en una puta película. Que a lo mejor, es una puta película que no me interesa para nada, pues no sé… me cago en la película.

¿Qué le dirías a la gente que dice que a tus conciertos ya no va gente tan marina y va más gente acomodada?

“Bueno va más gente, yo lo que noto es que va más gente joven”.

¿Y además muy joven, no?

“Pues peligrosamente joven (risas). Hemos entrado en más de un concierto con chavalitos en la puerta: “Oye, por favor, decirlos que nos dejen entrar” y bueno…, no sé… a mi un poco me asusta que vaya gente tan joven. Vienen niños a mi casa para que los firme los discos y la verdad, me quedo un poco flipao. Creo que mis discos no son para niños ni para abuelas. Hago discos para adultos y las cosas que digo hay que saberlas entender. Todo hay que saberlo entender y hay chavales demasiado
pequeños que no creo que ciertas cosas las sepan entender.

¿Puede que eso se deba a las modas, el merchandising, las camisetas, el tener un nombre acertado, tan guerrero y de fácil asimilación?

“Puede ser que esté de moda entre ellos. Quizás, pero yo las modas es una cosa que no entiendo mucho”.

¿Qué le dirías a la gente que echa de menos tus conciertos alborotados de tus comienzos?

“Hombre,. pues que no se puede tener la bota llena y la suegra borracha -qué bueno, qué risa-. No puedes querer cantar bien y liarla. Yo busco un término medio. Ahora me decantado por hacer un mejor espectáculo musical. Pasa una cosa cuando los conciertos son de doscientos o quinientos tíos, puedes dejar que la gente se suba al escenario y tú ir totalmente borracho, pararla, montarla, hablar con los que están delante… porque todo el mundo disfruta de esto”.

¿No echas de menos todo eso?

“No, quizás, bueno lo hacía más tranquilo y ahora me pongo más nervioso, pero no. Está claro que cuando haces un concierto de cinco mil o diez mil personas, no puedes llevar ese punto porque los de atrás no ven, sólo oyen y si lo que están oyendo es una full pues no puede ser. No es como un concierto chico que si cantas, se sube uno, se sube otro, no cantas, canta la gente haces más desparramo. Yo intento buscar un término medio de no ponerte demasiado serio a ir en un punto que te permita hacerlo bien y desbarrar un poquito que la cosa sea divertida, tienes que elegir el punto si te
pasas de divertido luego no aciertas en la nota que es”.

¿Acabas de decir una cosa que creo que es importante y que seguramente la gente no aprecia. Que tú cuando sales a un concierto estás nervioso? Y habrá gente que piensa que tú sales pensando que esto está controladisimo.

“Qué va yo me pongo super nervioso. Cuando lo quieres hacer mejor pues te pones más nervioso y bueno también depende de los conciertos, cuando ya estás metido en medio de la gira, ya llevas un rollete pero cuando empiezas la gira los conciertos grandes te ponen nervioso porque intentas hacerlo bien”.

¿Qué pasó con el proyecto de música Fito, Iñaki y tú los versos de Manolillo Chinato -el autor de la letra de “Ama, Ama Y Ensancha El Alma”-?

Tenemos algo hecho y lo tenemos aparcado. Yo estoy un poquito mosqueado porque no hemos podido trabajar ahí. Fito ha hecho su historia en solitario, nosotros hemos hecho nuestro disco,
PLATERO ha hecho su disco y lo que hemos dejado un poco relegado es lo de Chinato. Tenemos los temas hechos, bueno, tenemos elegidos sus poemas, elegidos las músicas que le vamos a meter a cada poema, le hemos hecho cachitos de letra que le hemos metido entre Fito y yo, pero hay que currarlo, hay que meterse al estudio y hay que hacerlo y hemos acabado del estudio hasta los cojones.

¿Por qué estás tan convencido de hacer lo de Chinato? ¿Qué te impresiona de sus letras?

“Me gustan, me gustan mucho las letras de Chinato. cuando esté este trabajo os vais a dar cuenta, realmente, de cuantas cosas de Chinato hay en Extremoduro. En ‘Agila’ fue la primera vez que puse párrafo a párrafo de quién era cada cosa que cogía, pero antes a no ser que cogiera una canción entera o un buen cacho, pues tampoco especificaba y os daréis cuenta que de Chinato hay muchísimas cosas, muchisimas palabras, frases, muchos giros en las canciones de Extremoduro. A mi me gusta Chinato, me pone la carne de gallina escucharle. Creo que a la gente le va a gustar. Nos pusimos a
trabajar y la cosa nos gustaba, los tres -Iñaki, Fito y Robe encantados con él y muy contentos de hacer cosas. Hemos ido haciendo la cosa, teniendo respaldo de la compañía, hemos dicho vamos a hacer una cosa bonita. Hemos ido grabando algo. Te voy a contar lo que será el principio del disco -se ríe Robe-. Dijimos vamos a grabar a Chinato con las vacas, pasando por el puente romano, Ias vacas, los toros…
Nos llevamos -vuelve a reírse- a Aitor, el del estudio donde grabamos, llevamos aparatos para grabar, micrófonos y tal, hicimos pasar a todas las vacas y los toros por el puente (risas). Bueno una cosa de la ostia, no hicimos ni una foto porque se nos olvidó la cámara (más risas) un despliegue de cojones, ahora cuando lo olmos ahí no hay dios que sepa que eso son unas vacas, parece cualquier cosa menos eso (y más risas). Bueno, tú haces las cosas con tu mejor cariño e intención y al final no sabes cuál va
a ser el resultado, pero de momento -se pone serio- lo estamos haciendo con mucho cariño”.

¿Veo que hablas mucho de Iñaki y Filo, veo que te están marcando de algún modo, no?

“Bueno, son gente que te juntas con ella y coincides en muchas cosas y poquito a poco vas teniendo más contacto y vas en el mismo rollo y tiras pa’lante, la gira próxima la vamos a hacer con Fito y su nueva historia: Fito y los Fitipaldis”.

¿Mejor que los de PLATERO Y TU, a nivel de letras?

“No, -duda Robe- no sé, es otro rollete, no es ni mejor ni peor, es otro rollete. A mi me gustan muchísimo. A mi cómo está componiendo Fito últimamente me gusta más, de otra manera. El lo ha querido hacer más relajado, más acústico y menos rocanroll, pero a mi me encanta. Eso de que cada canción sea de una manera, hay poca gente capaz de hacerlo, hacer una canción que no tiene que ver nada con la siguiente, eso solo lo sabemos hacer unos pocos -sonríe Robe y afirma contundentemente-. Los más genios de todo”.

¿Otra cosa, has descartado muchas ideas de Iñaki para la grabación de ‘Canciones Prohibidas’?

“Hemos discutido mucho y hasta el último momento, sobre todo porque él tiene una manera de ver las cosas. La composición es una cosa muy personal, los temas los compone uno solo, luego está todo el rollo de arreglos y de construir el tema, estribillos, estrofas, etc. Bueno si oyéramos ahora la versión que hice de aquello de Golfa en aquello de Chiapas -concierto acústico de diferentes artistas en beneficio de Chiapas la primavera pasada en La Riviera, en Madrid- es totalmente distinta. Iñaki tiene
unas ideas y yo otras, cuando los dos pensamos lo mismo es que es buenisimo. Lo bueno está en un término medio en aportar dos cosas, creo que hacemos cosas los dos juntos que cada uno por separado”

Yo siempre he tenido la impresión cuando he hablado contigo o cuando nos hemos encontrado por ahí que eres un tío divertido, sin embargo la gente dice que tienes apariencia de cabreado y de borde…

“Y de mala ostia -completa riéndose Robe-. La gente cuando no te ve de cerca se puede hacer cualquier idea. Quizás es que en este mundo de la música es difícil defender tus derechos y es difícil que se te haga caso en un momento dado y hay veces, pues que te tienes que poner borde, que no se te hace el caso que se te tenla que hacer y te tienes que mosquear para que se te respete un poco se te tiene que ver así y hay veces que tienes que sacar ese punto. siempre he intentado defender mis derechos y en esto de la música siempre me ha parecido estar haciendo una revolución y para hacer una revolución tienes que mandar a tomar por culo a mucha gente, si quieres que las cosas se hagan un poco a tu manera te tienes que poner borde”.

¿Y luego te arrepientes y les pides perdón a algunos?

“Pues si a veces si, porque metes la pata, pero ahí está el que da su opinión también tiene que meter la pata no, no se puede caer bien a todo el mundo cuando expresas una opinión”.

¿Oye, qué pasó con tu anterior manager Tomás?

“No se sabe nada de él, qué Tomás?. Tú pon: “Robe contestó, qué Tomás?” (risas)

¿Y por qué el disco se llama ‘Canciones Prohibidas’? ¿Alguna vez te han prohibido alguna canción?

“Nunca, para que lo que entienda la gente ahora que está tan de moda el fútbol, que yo lo odio, para que lo entienda la gente, pues Camacho por ejemplo, parece que está siempre malhumorado, a mi me parece un tío asombroso. Que haya tenido cojones de pasar del Real Madrid que era su equipo y que se le vela tan chocho y los ha mandado a tomar por culo, pues mira ahora le ha llegado esto otro, que es camo ser casi la persona más importante del país -se ríe- con lo subnormales que estamos en este país, pues mira… qué me hablas preguntado? Ja, ja, ja, jo”.

¿Hablábamos de… de qué era?… Ah sí, de las canciones prohibidas.

“Pues no me han prohibido nunca nadie, porque cuando tú llegas a ese punto si te prohíbe algo alguien te vas a tomar por culo. Nadie te puede poner eso, porque para eso no te cogen. Si alguna compañía me hubiera dicho esto no lo puedes poner, pues hubiera salido corriendo por la puerta. Nunca nadie ha intentado decirme nada. Lo del titulo ‘Canciones Prohibidas’ es porque estamos en un país prohibido, en un mundo prohibido y hemos tenido que meter el vídeo clip en el disco -en CD ROM- porque es la única manera de que la gente lo pueda ver”.

¿A ver si no te van a dar este año el premio porque lo ha visto demasiada gente, y con el otro, que no lo habla visto nadie, te lo dieron?

“No creo que me lo dieran por dármelo a mi sino por dárselo un poco al rocanroll”.

¿Qué pretendes con esta nueva gira?

“Lo primero es que Fito va a venir con nosotros , con su grupo y vamos a hacer un rollete parecido al que hicimos con PLATERO. Esto de mezclarse los dos grupos, tocar todos juntos, un rollo diferente, que no sea el clásico toca un grupo, descanso y toca el otro. No. Va a ser algo diferente. quiero hacer más o menos cuarenta conciertos, en seis meses en primavera verano. Lo ideal sería hacer uno cada fin de semana, pero en este país no puedes tocar un día de diario a no ser que sea en verano o en las fiestas de algún lado. Intentaré que los locales sean los adecuados para el público”.

¿Cuéntame algo del tributo a ROSENDO, te propusieron ese tema? ¿Lo elegiste tú? ¿Cómo fue?

“Nos dieron a elegir y a mi “Crucifixión” me gustaba mucho desde siempre, le cantaba yo en la furgoneta cuando iba vendiendo gusanitos (risas). Además, con la letra me siento identificado, la canción nos gustaba y bien. ROSENDO es como un papi.”

¿Y una canción para Barrionuevo?

“Es una como una cosa que nadie se esperaba -Robe vuelve a ponerse serio- que una gente que han sido ministros puedan ir al talego. Nadie se piensa eso nunca. Todos estamos un poco asombrados. Me parece de puta madre que estén ahí”.

¿Y no estás un poco cansado, de que en cuanto pasa una temporada que no estás de actualidad, vuelve a aparecer el rumor de que si Robe se ha muerto”, que si “le vi muy mal la última vez”. No estás un poco cansado de que te maten tantas veces?

“Cansado no – ríe Robe- estoy acostumbrado ya tío. Los colegas ya lo saben, de vez en cuando te llama alguno y te dice: “oye que he vuelto a oír…”. Bueno, ya al final pues me he acostumbrado, no? Hay gente que se aburre mucho con su vida y tiene que hablar de la vida de los demás. Un poco estoy acostumbrado a toda esta historia. Me la suda ya. Me rio, como cuando salen las críticas malas, primero te cabreas pero luego te ríes”.

Por si aún alguno no lo conocía, este es Roberto Iniesta. Fue un privilegio charlar un rato con él y más teniendo en cuenta que no acostumbra a hacer entrevistas particulares. Quizás la definición más acertada sería la de admirado y odiado a partes iguales.

Fuente: Chema Gallego para la Revista Kerrang.

 

 

 

Extremoduro: Y llegó “Agila” y subieron a lo más alto. Año 1996.

Tras cinco discos de estudio y el paso por tres compañías discográficas Extremoduro publica su sexto trabajo “Agila”.

El grupo apenas salían en prensa y radio pero eso cambió en 1996 con Agila (“espabila”, en castúo, el dialecto extremeño), y fue en gran parte gracias a Iñaki Uoho Antón, entonces guitarrista de Platero y Tú, que se ocupó de la producción de las composiciones más intensas de Iniesta. Mientras este se encontraba en Ciudad Real, apareció Raúl Guerrero, manager de Extremoduro en aquella época, y le dijo: “Pues nada, que me ha dicho Robe que suba y que te baje pa’ Graná ( Robe dio forma a sus nuevas canciones desde La Zubia (Granada), donde por entonces vivía), que tú eres un cabrón y te vas a volver a Bilbao”. El genial guitarrista acudió a la llamada de Iniesta y se filtró por las canciones, puliendolas, maquillandolas, alejándolas del sonido más sucio y descuidado de los discos anteriores. “No solo se ocupó de la producción -cuenta Robe-, sino que todo lo que es organizar las canciones fue casi como lo hacemos ahora”.

Iñaki Uoho “Yo quería darle un sonido lleno y potente, pero no muy agresivo, que fuera fácilmente audible, rock entendible”, el músico se había ido involucrando poco a poco en Extremoduro y un tiempo después de Agila ya era parte de la banda, hasta hoy. “Ocurrió de manera natural, porque cuando Robe se propone algo es natural que ocurra”.

La grabación se hizo en sólo tres semanas: “En aquellos tiempos no nos daban mucho tiempo, y había momentos caóticos, porque eran otros años: uno desaparecía, otro estaba muy despistado y había que pasar a grabar otro instrumento, etc. Pero todo el mundo trabajó mucho”. La banda original había fallado, “por varios motivos”, continúa Uoho: “Robe montó otra en Barcelona, que falló de manera incluso más traumática, se vino a Bilbao con lo puesto y un bajista. Me dijo que no tenía banda y fue un momento duro. Aquí encontramos músicos, como Iñaki “Milindris” Setién, que fue un acierto porque es un guitarrista con buenas ideas, y Alberto “Capi” [batería]”.

agila-libreto
El grupo ensayando en La Zubia (Granada) donde se instalaron Robe y Ramón “Mon” Sogas .

Uoho metió instrumentos poco habituales para Extremo, como los metales de So payaso o el saxo de Buscando una luna, el emocionante tema que abre el álbum, el favorito de Antón “porque perdimos un avión por trabajar en él con un cuatro pistas en mi casa”. Sorprende tanto que un disco de Extremoduro comience con una guitarra acústica y un saxofón como que incluya una estrofa de Antonio Machado (la de “llanuras bélicas y páramos de asceta”, del poema Por tierras de España). Pero es que en la siguiente, Prometeo, tenía un par de versos de Miguel Hernández, y Sucede uno de Neruda. Robe no sólo se atrevía a codearse con los grandes, es que además continuaba a Neruda con un verso de cosecha propia tan potente como “sucede que se me ha alegrado el día, ¡coño!, al ver al sol secándose en tu ventana tus bragas”. También invocaba a su santoral musical, mencionando a los fallecidos Dizzy Gillespie, Frank Zappa, Freddie  Mercury Camarón.Sin títulongfte2

Hubo colaboradores ilustres en Agila. Albert Pla en el tema “¡Que sonrisa tan rara!”. De el tema “El dia de la bestia” se hicieron dos versiones, una incluida en el disco y otra cantada a dúo por Albert Pla y Robe para la película “El día de la bestia ” de Álex de la Iglesia incluida en la banda sonora con algunos cambios de la versión original del disco . Una canción que luego debieron eliminar de los conciertos: “Tuvimos que dejar de tocarla en directo”, cuenta Antón,” porque Robe entra [a cantar] en unos sitios y Albert entra donde le da la gana. En directo el público entraba a cantar donde Albert y confundía a Robe”. Menos relevante fue la intervención del Reverendo al hammond en Tomás, pero Uoho la recuerda con cariño: “Se cargó tres teclas, fue uno de esos momentos de caos”…

El final del álbum era tan poderoso como el principio. Una versión con guitarra española y cajón (ambos tocados por Fito Cabrales, compañero de Uoho en Platero) del Me estoy quitando de los malagueños Tabletom.

“SO PAYASO”

La canción “So payaso” fue grabada con miembros de la banda Ratanera además de contar con la ayuda del guitarrista Iñaki “Uoho” Antón . Fue de vital importancia para la ascensión del grupo,​ llegando a sonar en emisoras nacionales y además el grupo realizó su primer video-clip que llegó ha aparecer en televisión—aunque Robe siempre se quejó de la escasa promoción que tuvo—.En la lista que confeccionó la revista Rolling Stone sobre las 200 mejores canciones del pop y rock español fue posicionada en el puesto 31.También fue elegido como el 103 mejor tema del rock iberoamericano por la revista Al borde.   Ganó el premio al mejor vídeo musical de la primera edición de los Premios de la Música en 1997 dirigido por Mikel Clemente. Asimismo, fue incluido como DLC en el videojuego Guitar Hero III: Legends of Rock.

1200x630bb
Momento del rodaje del vídeo -clip “So payaso”.

PORTADA

Agila significa en castúo, dialecto extremeño “espabila”, “despierta” y el dibujo de la portada es algo así. Un desierto, todo seco, sin vida aparente, este hombre resurge con fuerza del fondo de la tierra y trayendo agua(vida) al mundo.
El autor de la portada es el músico y a la vez dibujante RAMONE , el mismo que realizó la de “Pedrá” en 1995 y el disco en directo “Iros todos a tomar por culo” en 1997.

extremoduro-agila-portada

El 23 de febrero de 1996, la banda desveló el resultado final y, con ello, dejó de ser un grupo marginal por los siglos de los siglos.

Agila vendió 300.000 copias y convirtió a Extremoduro en el grupo de rock más grande del momento: “Yo tenía sensaciones en el estudio de que iba a pasar algo, pero no tanto. Recuerdo que Robe tenía la ilusión de comprarse una caravana para ir de gira, y estábamos en el estudio y le dije: ‘No te preocupes, que con este disco te vas a comprar la caravana’. Y así fue”.

29342977_1885860481446459_2626082821920718344_n
Robe en la autocaravana que se compró tras el éxito de Agila.

EXTREMODURO.

La bellota metálica ya esta aquí .Primera entrevista a Extremoduro para la revista Heavy Rock 1990.

Prepárate va a estallar… la bellota!!! ahora que la peña se apunta al topicazo del rollo duro y las versiones de los zeppelin, aparecen tres extremeños para recordarnos que en su tierra también se baila “rocanrol”.

Algún que otro capullo se ha rasgado las vestiduras por la polémica jota y olvidan que “la banda” llevan mas de dos años haciéndonos bailar al son de sus muñeiras electrificadas y la compañía eléctrica dharma con sus medio sardanas. Pero en definitiva lo que cuenta es que mientras la mitad de los nuevos grupos españoles juegan a imitar a  Guns’N’Roses, la otra mitad se disfraza de barbie “coverdale” superstar. Esta gente prefiere la movida del cantar como nos están jodiendo y vosotros ahí sentados. No obstante les dimos la oportunidad de presentarse con sus propias palabras.

HR.- ¿quienes son los componentes de extremoduro? 
EX.- Luis Fanta es el batería, el bajista se llama Salo y yo canto y toco la guitarra. Toda la historia comenzó en serio hace un par de años, antes hubo varios cambios y ahora vamos a meter otro bajista por que Salo es muy buen guitarrista y esto me permite hacermelo mejor a las voces, aparte de que en directo es mucho más practico.

HR.- ¿Cómo os disteis a conocer? Porque tengo entendido de que participasteis en un concurso y quedasteis en los primeros puestos. 
EX.- Si pero eso es lo de menos lo importante es que llegamos a contactar con la compañía.

HR.- Me decías que todas estas personas que figuran en la contraportada son gente que hace un año compro este LP por adelantado. Algo así como si fuesen accionistas de vuestro disco. Es algo que no había oído antes aquí. 
EX.- Claro, con ese dinero pudimos costearnos la maqueta, más o menos trescientas cincuenta mil pelas.29133847_1881038091928698_1021113853039749736_n

HR.- ¿Y eran todos amigos o también colaboraron vecinos? 
EX.- No, hubo de todo, incluso hubo desconocidos a los que les gusto la idea y nos dijeron que si por mil pesetas íbamos a salir adelante nos ayudaban. También enviamos boletos al Alcalde de Madrid y a otras personalidades como Felipe González, al ministro este que se compra el piano y por supuesto pasaron de nosotros. Hasta le mandamos una a la Reina.

HR.- ¿Y os lo compro? 
EX.- Seguro que ni le enseñaron nuestra carta. Lo que recibimos fue una nota con el sello de la casa real diciendo literalmente que “La Casa Real no es un hospicio de músicos”(risas). Lo más cachondo fue cuando mi viejo pillo la carta, vio el emblema real y me dijo: “Niño te escribe la reina, ¿qué has hecho, que has hecho?”.

HR.-Centrandonos en el disco, hablamos un poco sobre las letras ¿qué habéis querido contar? 
EX.- Sobre todo hablamos de las cosas que no nos gustan. En “La Hoguera” lo que dices claramente “Tú en tu casa, nosotros en la hoguera”, si te quieres cruzar de brazos hazlo pero déjanos luchar por lo que nos mueve. Extremaydura es el himno de Extremadura, allí la canta ya toda la gente. “Romperás” es una canción de amor. “Amor castuo” es un poema duro (es castuó es el antiguo dialecto extremeño).”Decidí” es una manera de ver las cosas, darte ánimos. “Jesucristo García” es una de mis favoritas, habla de un tipo que podría ser Jesucristo de nuevo porque nos dicen que vino Jesucristo una vez y volverá. podría venir otra vez y seguro que nos lo habríamos cargado o estaría en el talego fijo. “Emparedado” viene con un pasodoble español y esta dedicado a la benemérita, “Arrebato” acaba el disco y es una canción de amor dura, y además es el tema más rápido y machacón del LP.

HR.- ¿El símbolo de la bellota radioactiva y el buitre son ya famosos?¿no? 
EX.- Si, allí la gente pinta bellotas por las paredes y el tema de los buitres es bandera común. Cada vez que nos chafan un concierto la basca sé hecha a la calle y aparecen pintadas con bellotas.

HR.- ¿Cómo os ve la compañía como un grupo mas o como algo especial? 
EX.- Hombre, nos han fichado porque les parecemos diferentes y tienen esperanzas en nuestro proyecto. Lo que más nos importa es tocar. Si se vende bien el disco pues estupendo y si no se vende pues peor para la compañía (risas).

HR.- Así que ya habéis llegado aquí, pues que os vaya igual de bien y ya nos veremos en Eurovisión.

Fuente:Revista Heavy Rock.Mayo de 1990.